Unión Europea - Israel

Primer ministro polaco anula visita a Israel para cumbre de Visegrado

Imagen de archivo del primer ministro de Polonia Mateusz Morawiecki y su par israelí Benjamin Netanyahu.
Imagen de archivo del primer ministro de Polonia Mateusz Morawiecki y su par israelí Benjamin Netanyahu. REUTERS/Kacper Pempel

El histórico encuentro de países del Este en Jerusalén se ensombrecido por un incidente diplomático. El primer ministro polaco decidió no acudir a la cita luego de que, según la prensa israelí, Benjamin Netanyahu la complicidad de los polacos en el Holocausto.

Anuncios

Con Beatriz Lecumberri, corresponsal de RFI en Jerusalén

La cumbre del grupo de Visegrado que se celebra en Jerusalén es histórica porque por primera vez se celebra fuera de los cuatro países miembros. Polonia, República Checa, Hungría y Eslovaquia son países cercanos políticamente a Israel. El primer ministro Benjamin Netanyahu, según los analistas políticos, desea con esta iniciativa confirmar su apoyo frente a una Unión Europea que considera antiisraelí y de alguna manera resquebrajar el consenso existente en Bruselas sobre Irán y el conflicto con los palestinos.

Sin embargo, la cumbre, ya sin empezar, parece que no tendrá un balance demasiado brillante. El primer ministro polaco, Mateusz Morawiecki, ha decidido no venir a Jerusalén después de unas polémicas declaraciones de Netanyahu la semana pasada sobre la posible complicidad de los polacos con el Holocausto.

"El primer ministro Morawiecki informó al primer ministro Netanyahu, en una conversación telefónica, que Polonia estará representada en la cumbre por el ministro de Relaciones Exteriores, Jacek Czaputowicz", dijo Joanna Kopcinska, precisando que la entrevista se realizó a pedido del jefe de gobierno israelí.

"Morawiecki señaló en la entrevista que las cuestiones de la verdad histórica y del sacrificio que Polonia pagó durante la Segunda Guerra Mundial tenían para el país un valor fundamental", agregó la portavoz.

Es la segunda vez que hay un malestar diplomático entre Polonia e Israel por este tema. A las declaraciones de Netanyahu se sumaron las de su nuevo ministro de Exteriores, Israel Katz, que dijo ayer que hubo muchos polacos que colaboraron con el nazismo. En este momento no se sabe si habrá algún representante polaco en la reunión de Jerusalén que comienza esta tarde.

La transcripción oficial de las declaraciones de Netanyahu no fue publicada.

El primer ministro israelí habría respondido así a una pregunta sobre una ley polaca controvertida, que causó el año pasado la indignación en Israel y en Estados Unidos.

Esta ley preveía penas de cárcel para los que se atribuyeran "la responsabilidad o la corresponsabilidad de la nación o del Estado polaco por crímenes cometidos por el Tercer Reich".

Boletín de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas