Austria

Renuncia vice-canciller austríaco por el caso "Ibiza"

El vice-canciller austríaco, Heinz-Christian Strache (FPÖ), anuncia su dimisión en conferencia de prensa en Viena este sábado 18 de mayo de 2019
El vice-canciller austríaco, Heinz-Christian Strache (FPÖ), anuncia su dimisión en conferencia de prensa en Viena este sábado 18 de mayo de 2019 REUTERS/Leonhard Foeger

El vicecanciller de extrema derecha austriaco, Heinz-Christian Strache, anunció su dimisión después de la revelación de unas conversaciones grabadas con cámara oculta en la isla española de Ibiza, donde ofrece contratos públicos a una mujer rusa.     

Anuncios

La famosa isla de Ibiza fue el escenario donde Heinz-Christian Strache, vice-canciller austríaco, parece haber perdido su capital político. En un video publicado por dos medios alemanes, el semanario Der Spiegel y el diario Sueddeutsche Zeitung, se ve a Strache y a Johann Gudenus, jefe del grupo parlamentario del ultraderechista FPÖ, discutiendo con una mujer que afirma ser la sobrina de un oligarca ruso, sobre cómo puede invertir dinero en Austria, específicamente para controlar el periódico de mayor tiraje del país, el Krone Zeitung. El foco del encuentro fue cómo adquirir un importante porcentaje de acciones del poderoso diario y favorecer al FPÖ en su campaña electoral.

Durante la charla,  Strache descarta que haya algún tipo de resistencia  en el seno de la redacción del Kronen Zeitung porque "los periodistas son los mayores prostituidos del planeta", apunta.

Pero el encuentro va más allá: no sólo se habla de controlar a la prensa sino también de la asignación de contratos públicos: "Ella tendrá todos los contratos públicos obtenidos actualmente por Strabag", un grupo austríaco de construcción, clave en el sector, afirma el vice-canciller austríaco,  según la transcripción de sus declaraciones.

Esta conversación tuvo lugar unos meses antes de las elecciones parlamentarias de 2017, en las que el Partido de la Libertad de Austria (FPÖ) de Strache accedió al poder, pero el escándalo estalla en mayo de 2019, apenas una semana antes de las elecciones europeas.

Según los medios alemanes, el encuentro, que tuvo lugar en un ambiente relajado en una villa de Ibiza, fue en realidad un montaje filmado para tender una trampa al jefe del FPÖ. Los periódicos que recibieron el video aseguran no saber quién se encuentra tras esta operación.

Por su parte, el vice-canciller Strache admitió que la reunión tuvo lugar, pero negó haber cometido algún delito. De hecho,  trató de explicar su posición al diario  Sueddeutsche Zeitung con una declaración que quizás sólo empeora las cosas: "Se consumió mucho alcohol a lo largo de la noche y existió una ‘gran barrera lingüística’ durante la conversación”, dijo el jefe de la extrema-derecha.

Tras la publicación de estos videos, los principales partidos de oposición austríacos reclamaron la dimisión del vicecanciller Strache. El Partido Socialista (SPÖ) incluso calificó el asunto del "mayor escándalo" de la república austriaca de la posguerra. El partido liberal NEOS se hizo eco de la petición de renuncia y declaró que las elecciones parlamentarias ahora eran "inevitables".

Heinz-Christian Strache, finalmente renunció este sábado en Viena, en una breve conferencia de prensa: "Entregué mi dimisión como vicecanciller de Austria al canciller Sebastian Kurz y aceptó esta decisión. Cometí un error y no quiero que esto sea un pretexto para debilitar la coalición", añadió el ultraderechista.

Con AFP

Boletín de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas