Saltar al contenido principal
Bélgica - RD Congo

El rey de los Belgas expresa su "pesar" al Congo por pasado colonial

Varias estatuas del Rey Leopoldo II de Bélgica han sido vandalizadas por los manifestantes en los últimos días.
Varias estatuas del Rey Leopoldo II de Bélgica han sido vandalizadas por los manifestantes en los últimos días. BELGA/AFP/File
Texto por: RFI
2 min

El monarca presentó por primera vez en la historia del país "su más profundo pesar por las heridas" infligidas durante el período colonial belga en el Congo el martes, con motivo del 60º aniversario de la independencia.

Anuncios

Con nuestro corresponsal en Bruselas, Pierre Benazet

En una carta dirigida al Presidente de la República Democrática del Congo, Félix Tshisekedi, el Rey Philippe, que reina desde 2013, expresó su pesar. "Debemos ser capaces de hablar de nuestra larga historia común con verdad y serenidad", escribió este martes por la mañana el Rey de los Belgas a Félix Tshisekedi. En su carta al presidente congoleño, evoca una historia hecha de "logros comunes", pero que también ha conocido "episodios dolorosos".

El Rey de los belgas habla de dos períodos, primero el del estado independiente del Congo: 1885-1908. Un período durante el cual su antepasado, el Rey Leopoldo II, fue soberano de esta colonia, que mantuvo a título personal. Y para este período, el Rey Felipe llega a evocar la violencia y la crueldad.

La carta se refiere entonces al período colonial posterior a 1908, cuando el gobierno belga obligó a Leopoldo II a ceder el Congo al Estado tras acusaciones de abusos. Durante ese período, el Rey Felipe habla de sufrimiento y humillación.

El rey Felipe escribe sus más profundas disculpas en primera persona, un "yo" que obviamente se refiere a su linaje familiar, pero más importante aún es el hecho de que asume alguna responsabilidad personal como jefe de estado.

Esta carta fue escrita de acuerdo con el gobierno. Porque según la Constitución, el Rey de los Belgas no es soberano y no tiene derecho a expresarse sin la aprobación del gobierno. Sin embargo, quiso hacerlo después de la retirada de las estatuas de Leopoldo II, que fueron ampliamente vandalizadas tras el movimiento mundial que siguió a la muerte de George Floyd.

En este contexto, el Rey Felipe afirmó su compromiso de "combatir todas las formas de racismo". "Aliento la reflexión iniciada por nuestro parlamento para que nuestra memoria se pacifique definitivamente", continuó el rey belga en su carta.

 

Boletín de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.