Saltar al contenido principal
Rebrotes de coronavirus en España

Indignación entre los vecinos de Lleida por la gestión de los rebrotes

Emergencias en el Hospital Arnau de Vilanova en Lleida, España. 4 de julio de 2020.
Emergencias en el Hospital Arnau de Vilanova en Lleida, España. 4 de julio de 2020. REUTERS - NACHO DOCE
Texto por: Aída Palau
5 min

Los habitantes de la comarca del Segriá, en el oeste de Cataluña, se fueron el domingo pasado a la cama pensando que al día siguiente iban a volver a estar confinados por los nuevos casos de coronavirus. Pero un juzgado consideró ilegal la decisión del gobierno catalán y frenó el reconfinamiento. El presidente de Cataluña, Quim Torra, informó este lunes de que aplicará las medidas por decreto. Y la fiscalía le respondi de que también es "ilegal". 

Anuncios

"Es muy preocupante, estamos todos con mucha ansiedad porque es una situación que no podemos controlar. Hay muy poca información y al final no sabemos si podemos salir", explica Mari, subdirectora de una oficina bancaria, ante los últimos anuncios contradictorios. "Los políticos sacan pecho porque quieren mostrar que hacen bien su trabajo pero esto es un caos", añade. 

La comarca del Segriá, cuya capital es Lleida (o Lérida), tiene 210.000 habitantes y es ahora mismo uno de los puntos con más casos de Covid-19 de España. Según los datos del departamento de Salud del gobierno regional, desde el 4 de julio se han registrado 823 nuevos casos y dos muertes, lo que eleva a 138 el número de fallecidos desde el inicio de la pandemia.  

"Hemos estado tres meses confinados en casa sin movernos y ahora da la sensación de que esto no ha servido para nada", se indigna María, asesora en Lleida para la Nationale Nederlanden. 

Región agrícola por excelencia, esta zona atrae cada verano a miles de temporeros extranjeros de diversos lugares de la geografía española para recoger la fruta. Para María, esta movilidad de los temporeros explica en parte los rebrotes, ya que muchas veces estas personas viven en situaciones muy precarias, sin papeles, ni lugares donde dormir y culpa al gobierno de la Generalitat por no haber tomado medidas cuando aún había tiempo

"Hace meses que los alcaldes de la zona haban advertido de que habría un problema grave, pero igual han dejado venir a gente en autobuses", se queja María que también culpa de la situación a que la gente se ha relajado con las medidas de distanciamiento y el porte de mascarillas. 

La misma sensación tiene Damián quien asegura que desde que se levantó el estado de alarma, la gente se ha ido olvidando de respetar las reglas para evitar contagios. "En la calle la situación se está viviendo con mucha incertidumbre y con miedo a volver a estar como en el mes de marzo. Creo que la decisión de Torra es la correcta, pero no sé si se ha hecho bien y tarde", explica este administrativo contable que trabaja en Lleida refiriéndose al anuncio del confinamiento del gobierno regional. 

Rehenes de Torra y de la Fiscalía 

Una decisión revocada por la justicia que esta madrugada la frenó al considerar que esta medida necesita la aprobación del estado de alarma, que es competencia del Gobierno central. Torra respondió anunciando que adoptará las medidas por decreto ley, pero la fiscalía también le advierte de que es ilegal. 

Los habitantes de Lleida tienen la sensación de ser los rehenes de una lucha política. Es el caso de Jordi, responsable de una agencia de publicidad en la capital del Segriá. "Hay mucha indignación y frustración por el hecho de estar viviendo una situación que parece que se está convirtiendo más en política que sanitaria. Tenemos la  sensación de impotencia por el hecho de que las actividades económicas no se están pudiendo desarrollar. A nivel sanitario no se están haciendo las cosas bien", explica. 

Un nuevo confinamiento supondría un duro golpe para la economía, extremadamente afectada por el parón de los últimos meses. "Me parece bien que se confine porque lo ha ordenado el departamento de Sanidad, pero por otro lado, hay otras partes de Cataluña que están peor y no han ordenado confinamiento. Al final Lleida siempre es la gran olvidada", dice María que no puede esconder su impotencia. "Como siempre el señor Torra ha decidido desobedecer, si entre ellos no se entienden, ¿qué podemos hacer? Todo es un caos", afirma. 

Boletín de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.