Reino Unido

El gobierno británico vuelve obligatorias las mascarillas en espacio cerrados

Una empleada  trabaja en la manicura de una clienta en el salón Nails by Annabel, el primer día que se permitió la apertura tras el brote de la enfermedad coronavirus (COVID-19), en Newcastle-under-Lyme, Gran Bretaña, el 13 de julio de 2020. REUTERS/Carl Recine
Una empleada trabaja en la manicura de una clienta en el salón Nails by Annabel, el primer día que se permitió la apertura tras el brote de la enfermedad coronavirus (COVID-19), en Newcastle-under-Lyme, Gran Bretaña, el 13 de julio de 2020. REUTERS/Carl Recine REUTERS - CARL RECINE

Tras haber asegurado que el uso de tapabocas era poco eficaz para impedir el contagio del nuevo coronavirus, Londres da un giro de 180 grados y convierte su uso en una obligación para los lugares cerrados.

Anuncios

El fin de semana Boris Johnson comenzó a aparecer en público con mascarillas, a la vez que instaba a los británicos a usarlas en lugares cerrados; de esa manera ya adelantaba que cubrirse el rostro iba a convertirse en algo obligatorio.

La nueva medida ha sido anunciada por el ministro de salud Matt Hancock quien, al igual que el premier, tuvo Covid19 aunque con menos gravedad.

La norma que entrará en vigencia el 24 de julio, hará obligatorio el uso de coberturas faciales en espacios comerciales , como tiendas, farmacias y supermercados , con multas de hasta 100 libras para quien no cumpla con esta nueva exigencia que será supervisada por la policía. 

Paradójicamente, al principio de la pandemia, los asesores científicos del gobierno, que aparecían en las ruedas de prensa diarias junto al premier o sus ministros aseguraban que las mascarillas o tapabocas poco ayudaban a evitar el contagio de coronavirus. Luego, aceptaron que sí reducía el contagio. En ese sentido, el 15 de Junio el gobierno convirtió en obligatorio el uso de mascarillas en buses, trenes y aviones.

Y el lunes, después de la publicación  de un preocupante estudio realizado por 37 expertos y liderado  por Sir Patrick Vallance, principal asesor científico del premier, y que concluye que en el peor escenario podrían morir hasta 120 mil británicos en una posible segunda ola de coronavirus este invierno, Boris Johnson decidió no esperar más para implementar el uso obligatorio del de coberturas faciales en lugares cerrados, algo que la gran mayoría de países de Europa lleva haciendo hace varias semanas y que es considerada como la manera más efectiva, en la actualidad para reducir el contagio. Todo, a la espera de una vacuna que posiblemente no estará disponible hasta el próximo año. 

 

Boletín de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas