Saltar al contenido principal
BIELORRUSIA

Bielorrusia: Tijanóvskaya se refugia en Lituania mientras sigue la represión

La opositora Svetlana Tijanóvskaya, rival en la presidencial bielorrusa de Alexander Lukashenko, se refugió este martes en Lituania.
La opositora Svetlana Tijanóvskaya, rival en la presidencial bielorrusa de Alexander Lukashenko, se refugió este martes en Lituania. REUTERS/Vasily Fedosenko
3 min

La opositora Svetlana Tijanóvskaya, rival en la presidencial bielorrusa de Alexander Lukashenko, se refugió este martes en Lituania tras una segunda noche de protestas contra el poder, violentamente reprimidas y que se saldaron con un muerto.

Anuncios

El ministro lituano de Relaciones Exteriores, Linas Linkevicius, indicó a la AFP que Tijanóvskaya se encontraba "a salvo" en su país, vecino de Bielorrusia. El lunes por la noche, su equipo indicó que no podía ubicar a la opositora desde que había partido de la comisión electoral, donde estuvo retenida varias horas y a la que se había dirigido para presentar una denuncia por fraude electoral.

Novata en política

Svetlana Tijanóvskaya, de 37 años novata en política, emergió en pocas semanas como una inesperada rival para Lukashenko, de 65 años, los últimos 26 en el poder. Esta profesora de inglés reemplazó en la carrera presidencial a su marido Serguéi, un conocido videobloguero, arrestado en mayo.

Tras la elección del domingo, Tijanóvskaya instó a Lukashenko a "ceder el poder", afirmando que no reconocía los resultados oficiales que dieron vencedor al presidente con 80,08% de los votos, contra un 10% para ella.

Sin embargo, se negó a participar en las manifestaciones duramente reprimidas el domingo y lunes por la noche por las fuerzas de seguridad, que recurrió a granadas sonoras y balas de goma y procedió a numerosas detenciones para poner fin a las protestas en Minsk. Este martes circulaban en las redes sociales llamados a una huelga general.

Nuevas manifestaciones, aunque menos concurridas

¿La impresionante presencia policial en la capital Minsk habrá desalentado a los partidarios de la oposición? En cualquier caso, fueron menos en manifestarse que el día anterior. Los mismos eslóganes, la misma rabia, pero tal vez ya una pizca de desánimo ante el resultado confirmado el lunes.

Por la noche, se levantaron barricadas en las calles centrales de Minsk, en una señal del aumento de las tensiones, y se escucharon varias explosiones. Un manifestante murió al estallar en sus manos un objeto explosivo que quería lanzar contra las fuerzas del orden, según la policía bielorrusa.

"Estamos aquí por lo que pasó ayer. Estamos enojados ante tanta violencia, y sorprendidos ante la brutalidad de la gente en el poder", dijo Svetlana, una manifestante, al micrófono de Daniel Vallot, nuestro enviado especial en Minsk.

"Es realmente triste que estas personas puedan servir a un dictador contra el pueblo por mil euros por mes. Nuestra esperanza es que la policía cambie de bando y venga con nosotros, el pueblo", recalcó Andréi.

Lukashenko calificó a los manifestantes de "ovejas" teledirigidas desde Londres, Varsovia y Praga, y aseguró que no dejaría que su país sea "hecho pedazos".

 

Boletín de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.