Saltar al contenido principal
CORONAVIRUS - RUSIA

Vacuna 'Sputnik V': OMS y científicos llaman a la prudencia

Muestras de una vacuna contra el coronavirus desarrollada por el instituto de investigación Gamaleya en epidemiología y microbiología, en Moscú, Rusia, el 6 de agosto de 2020.
Muestras de una vacuna contra el coronavirus desarrollada por el instituto de investigación Gamaleya en epidemiología y microbiología, en Moscú, Rusia, el 6 de agosto de 2020. The Russian Direct Investment Fund (RDIF)/Handout via REUTERS
3 min

Según dijo el presidente ruso Vladimir Putin este martes 11 de agosto, Rusia ha desarrollado la primera vacuna contra el coronavirus. Llamada "Sputnik V", habría pasado "todos los controles necesarios" y funcionaría "con bastante eficacia". La Organización Mundial de la Salud y los científicos internacionales piden cautela.

Anuncios

Para que una vacuna obtenga la licencia, es decir, el certificado de la Organización Mundial de la Salud (OMS), debe pasar por "procedimientos rigurosos" según la institución internacional. Por lo tanto, "Sputnik V" tendrá que pasar por tres fases de evaluación que prueban la seguridad y la eficacia del producto con ensayos clínicos.

>> Lea también: Rusia anuncia haber desarrollado la "primera" vacuna contra el coronavirus

Ya la semana pasada, el organismo internacional expresaba sus dudas sobre el rigor de los procedimientos utilizados por Rusia. La vacuna estaba "casi lista" según el país, que no informó a la OMS de los resultados de su estudio de eficacia. Y desde entonces, el laboratorio a cargo de la investigación aún no ha publicado nada.

"Uno o dos años" de estudios

Es difícil asegurar por el momento que la vacuna podrá ser realmente distribuida a partir del 1 de enero de 2021, explica a RFI Frédéric Adnet, profesor de Medicina de Urgencia de la Universidad de la Sorbona y jefe del servicio de emergencias del Hospital Avicenne de Bobigny.

"Los retos sanitarios y financieros son enormes, porque la población elegible para esta vacuna es la población de todo el planeta. Así que no debemos hacer nada tonto, debemos estar seguros de que la vacuna no induce efectos secundarios indeseables y también que es, por supuesto, eficaz. Todo eso lleva necesariamente tiempo: cuando se vacuna a 30.000 personas, hay que esperar hasta que un cierto número de pacientes, los que han recibido el placebo, puedan desarrollar la enfermedad, y los que han recibido la vacuna nunca desarrollen la enfermedad. Estudios como ése normalmente duran de uno a dos años. Ahora creo que todo está acelerado", estima Adnet.

Además, dice, "espero que hayan elegido bien las poblaciones que están fácilmente en contacto con el virus. No tendría sentido hacerlo en Francia en este momento porque la incidencia del virus es muy baja, hay que ir a la India, a Estados Unidos o a América del Sur, donde la pandemia es extremadamente importante".

Sin datos oficiales, y después de menos de dos meses de ensayos clínicos en humanos, varios científicos están preocupados por las afirmaciones rusas. Alemania expresó rápidamente sus dudas: "No se conocen datos sobre la calidad, la eficacia y la seguridad de la vacuna rusa", dijo una portavoz del Ministerio de Salud alemán.

 

Boletín de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.