Saltar al contenido principal
Coronavirus

El sur de Madrid, segregado y ahora confinado

People stand outside a metro station in a Madrid neighbourhood under a partial lockdown
People stand outside a metro station in a Madrid neighbourhood under a partial lockdown AFP
Texto por: Angélica Pérez
3 min

850.000 madrileños tienen desde hoy limitada la movilidad en 37 zonas. El desconcierto, las críticas y la indignación crece entre los habitantes de las llamadas zonas rojas que corresponden a los barriadas empobrecidas de la capital española. La presidenta madrileña, la conservadora del PP Isabel Diaz Ayuso, en la mira por su gestión de la pandemia. 

Anuncios

"En temas de epidemia no se debe hablar de modo de vida sino de condiciones de vida" es lo que ha respondido  la ciencia a la criticada presidenta madrileña, Isabel Díaz Ayuso quien achacó "el modo de vida” de la inmigración como fuente de los contagios.

Los científicos recuerdan a la política conservadora que las condiciones sociodemográficas explican la mayor parte de las desigualdades en salud, y que el coronavirus no es ninguna excepción.

Es pertinente precisar que la población de los barrios de Madrid desde hoy confinados está compuesta por sectores pobres y con alta tasa de inmigrantes, gente que no puede elegir si mantiene la distancia de seguridad en el metro cuando va a trabajar o cuántas personas viven por metro cuadrado en sus hogares

Son zonas de la ciudad densamente pobladas en las que la media de la superficie por habitante es de unos 27 metros cuadrados mientras que en las zonas no restringidas hay 42 metros cuadrados por persona. 

Además del alto nivel de hacinamiento, en estas barriadas hay mayor desempleo, trabajo precario y menos teletrabajo. Condiciones que no favorecen el cumplimiento de las estrictas medidas sanitarias para evitar la expansión de la pandemia.

Se cierran parques pero se mantienen abiertas csas de apuestas

Una de las principales críticas a la política del conservador gobierno madrileño frente al aumento de contagios es la mirada económica que prevalece sobre la óptica de la salud pública. Un ejemplo que de ello es el cierre de parques públicos en las 37 zonas de salud. Una medida que es vista como un castigo para una población que podría preservarse del contagio yendo durante el dia a esto espacios abiertos. 

Los expertos enfatizan en que se cierran espacios abiertos que son mas seguros mientras se mantienen abiertos al público bares, restaurantes y casas de apuestas.

De hecho, las  medidas anunciadas en la capital española se redicen al confinamiento sin acompañarlas de un refuerzo de los servicios sanitarios, tanto en atención primaria como en especializada y salud pública. Se encierra a los habitantes de eses barrios populares en sus casas sin dar respuesta al hacinamiento.

Madrid la ciudad segregada de Europa

Un estudio paneuropeo de 2015, reveló que Madrid se había convertido en la última década en la capital más segregada de Europa y en la segunda con mayor desigualdad social. Una ciudad partida en dos: al norte, las categorías profesionales más altas y al sur, las más bajas.

En sólo 10 años, la ciudad y su corona metropolitana pasaron a situarse en los puestos mas altas de discriminación con una brecha cada vez mas distante entre pobres y ricos. La causas:  la crisis y la falta de políticas sociales.

 

Boletín de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.