Saltar al contenido principal
Bielorrusia

La historia detrás de la bandera blanca y roja que enarbolan los manifestantes

Partidaria opositora camina con la bandera blanca-roja-blanca de Bielorrusia mientras policías bloquean la carretera en Minsk el 20 de septiembre de 2020.
Partidaria opositora camina con la bandera blanca-roja-blanca de Bielorrusia mientras policías bloquean la carretera en Minsk el 20 de septiembre de 2020. © AFP
Texto por: Lucile Gimberg
5 min

Los opositores a Aleksandr Lukashenko marchan bajo los colores de la primera bandera de Bielorrusia, un emblema que los soviéticos y el actual presidente habían hecho desaparecer.

Anuncios

El histórico movimiento de protesta contra el líder bielorruso Alekandr Lukashenko tiene sus colores: blanco y rojo. Son los colores de la primera bandera de la República popular bielorrusa en 1918. Este estandarte con tres franjas horizontales de igual tamaño - blanco, rojo y blanco - es la única bandera que enarbolan los manifestantes prodemocracia en las masivas marchas organizadas desde la controvertida e impugnada reelección del autócrata el 9 de agosto pasado.

La oposición rechaza la bandera oficial, roja y verde, asociada con el régimen de Lukashenko y la herencia soviética. Y en las protestas callejeras tampoco se ven banderas europeas, como sí fue el caso durante la llamada "Revolución de Maidán" en 2014 en Ucrania.

Activistas del grupo feminista Femen colgaron la bandera blanca y roja frente a la embajada bielorrusa en París el pasado 11 septiembre:

Los colores blanco y rojo, así como el escudo del caballero con un gladio - que también se ve en las manifestaciones actuales en Minsk y en otras ciudades bielorrusas, remontan a la Edad Media, "en los orígenes de la historia del país", escribe el periodista internacional Bruno Cadène, en un interesante artículo para France Culture.

Manifestantes con la primera bandera de Bielorrusia durante una marcha contra los resultados de las presidenciales bielorrusas. Praga, República checa, el 23 de agosto de 2020.
Manifestantes con la primera bandera de Bielorrusia durante una marcha contra los resultados de las presidenciales bielorrusas. Praga, República checa, el 23 de agosto de 2020. REUTERS - DAVID W CERNY

Cuando se proclama la primera República popular bielorrusa en marzo de 1918, se opta por colocar estos colores en la bandera en referencia "a la época del Gran Ducado de Lituania [que reunía partes de lo que sería después Polonia, Lituania y Bielorrusia], considerado por los nacionalistas como la época de oro", explica a RFI la doctora en ciencias políticas de la Universidad de Estrasburgo y especialista de Bielorrusia, Anna Zadora.

Pero esta bandera blanca y roja sobrevive apenas unos meses y desaparece en 1919, con la invasión soviética. Reaparece en 1991, al derrumbarse la URSS, como emblema de una nueva Bielorrusia independiente.

Tras su primera elección como presidente, Aleksandr Lukashenko, que hoy lleva 26 años en el poder, decide prohibir este símbolo nacionalista. Y para realzar el pasado soviético del país, en 1995, hace adoptar por referendo una nueva bandera: inspirada por el estandarte de la República Socialista Soviética de Bielorrusia pero sin los símbolos comunistas como la estrella, el martillo y la hoz. Para justificar este cambio, Lukashenko pretexta que la bandera blanca y roja ha sido utilizada por bielorrusos que colaboraron con el ocupante nazi en los años 1940.

"Es verdad que esta bandera la utilizaron bielorrusos que colaboraron con la administración nazi durante la Segunda Guerra Mundial", indica a RFI la politóloga Anna Zadora. "Pero no estamos hablando de quienes se unieron a las milicias nazis para ejecutar gente o vigilar los ghettos sino de personas que colaboraron en temas culturales, para la apertura de escuelas o promover el idioma bielorruso", relativiza. "El régimen actual de Lukashenko hace todo lo que puede para diabolizar esta bandera y ensuciar su significado histórico y simbólico", asevera.

Interpretación histórica

Hasta el día de hoy, los partidarios de Lukashenko recurren a este argumento. Y la bandera oficial bielorrusa es más o menos la misma: se divide en dos franjas horizontales, una roja, más amplia, y otra verde, bordeadas por una venda vertical con el motivo tradicional del "ruchnik". "También podríamos decir que esta bandera, que es la bandera soviética ligeramente modificada, es el emblema con el cual el régimen soviético asesinaba a sus propios ciudadanos, es una cuestión de interpretación histórica", opina Zadora.

Los manifestantes sostienen banderas de Bielorrusia durante manifestación de apoyo al Presidente Alexander Lukashenko, en el centro de Minsk, el 16 de agosto de 2020.
Los manifestantes sostienen banderas de Bielorrusia durante manifestación de apoyo al Presidente Alexander Lukashenko, en el centro de Minsk, el 16 de agosto de 2020. AFP - SERGEI GAPON

Hoy, los manifestantes bielorrusos de oposición vuelven a levantar la bandera blanca y roja, esta vez como un símbolo de democracia. "Desde agosto, las personas la utilizan para marcar su oposición al régimen de Lukashenko, sin verdaderas referencias históricas ni proyecto político", analiza la politóloga. Se ha vuelto el emblema de lo que reúne a quienes protestan: "el rechazo a las elecciones presidenciales fraudulentas y a las exacciones de las fuerzas de seguridad", sentencia.

 

Boletín de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.