Saltar al contenido principal
Unión Europea

Informe de la UE cuestiona el Estado de Derecho en Hungría y Polonia

El Primer Ministro de Hungría, Viktor Orban, antes de una reunión con la Presidenta de la Comisión Europea, Úrsula von der Leyen, y el Grupo de Visegrado en la sede de la UE en Bruselas, el jueves 24 de septiembre de 2020.
El Primer Ministro de Hungría, Viktor Orban, antes de una reunión con la Presidenta de la Comisión Europea, Úrsula von der Leyen, y el Grupo de Visegrado en la sede de la UE en Bruselas, el jueves 24 de septiembre de 2020. AP - Francois Lenoir
Texto por: RFI
2 min

Los estándares democráticos de Hungría y Polonia han sido duramente criticados por la Unión Europea en su primer informe sobre el "Estado de Derecho" en los 27 países del bloque. Desde Budapest, las autoridades, calificaron el informe de Bruselas era "absurdo y falso".

Anuncios

Con nuestra corresponsal en Bruselas, Esther Herrera.

En un contexto de tensiones con Budapest, la Comisión Europea presentó el miércoles 30 de septiembre un informe sobre el estado de derecho en los 27 países miembros de la Unión Europea donde los críticas apuntan directamente a Hungría, Polonia y Bulgaria.

En el caso de Varsovia, el documento alerta sobre las reformas del Tribunal Constitucional y de la fiscalía que han debilitado la independencia judicial en el país, desde que el gobierno de ultraderecha está en el poder, hace ya 5 años.

La advertencia es similar para Hungría que mantiene un pulso desde hace un década con Bruselas, por sus reforma del Poder Judicial o la persecución a periodistas y medios de comunicación.

A estos dos países, Bruselas les abrió hace más de dos años un expediente para sancionarlos y dejar tanto a Polonia como Hungría sin voz ni voto en las decisiones que se toman en Europa. Pero para poderlo aprobar se necesita unanimidad, y los propios países implicados lo bloquean.

Ante la frustración de que Bruselas apenas pueda sancionar a los países que no respetan el estado de derecho, la Comisión Europea propuso que en caso de incumplimiento se retiren los fondos europeos a estos países. Bruselas espera que con este informe se alce la voz contra estos países a pesar de que en realidad su capacidad para sancionarlos es muy limitada.

El documento llega un día después de un enfrentamiento verbal entre el primer ministro húngaro Viktor Orban y la vicepresidenta de la comisión y responsable por el estudio sobre Estado de Derecho, la abogada checa Vera Jourova, que había calificado en una entrevista la situación en Hungría de “democracia enferma”. Orban solicitó la destitución de la vicepresidenta pero la comisión ignoró la exigencia.

 

Boletín de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.