Saltar al contenido principal
Chipre

Victoria de nacionalista en Chipre del Norte aleja perspectiva de reunificación

Ersin Tatar celebra su victoria en el norte de Nicosia, Chipre, el 18 de octubre de 2020.
Ersin Tatar celebra su victoria en el norte de Nicosia, Chipre, el 18 de octubre de 2020. REUTERS/Harun Ucar
Texto por: Andrés Mourenza (Turquía)
3 min

Ersin Tatar, el candidato de la derecha nacionalista, ganó ayer las elecciones presidenciales en el norte de Chipre y se convertirá en nuevo líder de la comunidad turcochipriota. Algo que enfría la esperanza de un resultado positivo en las negociaciones de reunificación que estaban previstas para este otoño.

Anuncios

El nacionalista Ersin Tatar, apoyado por Turquía, fue elegido el domingo, contra todos los pronósticos, "presidente" de la autoproclamada República turca de Chipre del Norte (RTCN), un éxito para el gobierno de Ankara en medio de tensiones sobre sus proyectos en el Mediterráneo oriental.

Chipre es el único país de la Unión Europea que continúa dividido por un muro. Lo está desde que en 1974 el Ejército turco invadiese el tercio norte de esta isla mediterránea en respuesta a un golpe de estado que pretendía la anexión de Chipre a Grecia. La minoría turca de Chipre, huyendo de los nacionalistas grecochipriotas, se refugió en el norte y proclamó su propia república, que jamás ha sido reconocida internacionalmente.

En los últimos 40 años se han producido sucesivas rondas de negociación para pactar la reunificación pero hasta ahora ningún intento ha dado resultado, las dos últimas ocasiones por oposición de los grecochipriotas. El presidente saliente turcochipriota, Mustafá Akinci, había tratado de resucitar las conversaciones de paz junto al presidente oficial de Chipre, el grecochipriota Nikos Anastasiadis, en base a la creación de un nuevo estado federal.

Sin embargo, Tatar, el nuevo líder turcochipriota, apuesta por una solución en base a dos estados independientes. Y cuenta para ello con el apoyo del Gobierno de Turquía. De hecho, Akinci, se ha quejado de las continuas interferencias del presidente turco, Erdogan, y a ellas ha achacado su derrota en las elecciones.

Pero es que Chipre es clave para la política exterior de Turquía, cada vez más expansionista. En la parte norte de la isla, Turquía mantiene desplegados más de 30.000 soldados.

Celebración turca

Turquía celebró este domingo la sorpresiva victoria de su protegido, comprometiéndose a defender con él los intereses en el Mediterráneo oriental.

"Felicitamos calurosamente al ganador de la elección presidencial, Ersin Tatar. Trabajaremos juntos para garantizar la prosperidad, el desarrollo y la seguridad de los turcochipriotas. Defenderemos juntos los derechos e intereses legítimos de Chipre del Norte en el Mediterráneo oriental", expresó el jefe de la diplomacia turca, Mevlüt Cavusoglu en Twitter.

El apoyo del candidato que fue tercero en la primera vuelta el 11 de octubre no fue suficiente para que ganara Akinci.

No se descarta una petición de recuento de los votos por el partido de Akinci, quien denunció varias veces la injerencia de Turquía en la elección.

La República Turca de Chipre del Norte abarca el tercio norte de la isla, ocupado desde 1974 por Turquía en reacción a un golpe de Estado que buscaba anexionar Chipre a Grecia.

 Turquía, cuya costa dista unos 80 km de Chipre, considera que la isla es un elemento clave en su estrategia para extender sus fronteras marítimas.

 

Boletín de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.