Saltar al contenido principal
Italia

Recrudecen las protestas contra las restricciones para frenar la pandemia

Se produjeron enfrentamientos durante una protesta contra las medidas de restricción del gobierno para frenar la propagación de COVID-19 en Turín, Italia, el lunes 26 de octubre de 2020.
Se produjeron enfrentamientos durante una protesta contra las medidas de restricción del gobierno para frenar la propagación de COVID-19 en Turín, Italia, el lunes 26 de octubre de 2020. AP - Claudio Furlan
Texto por: RFI
4 min

Miles de personas volvieron a manifestarse este lunes en Italia contra las restricciones anunciadas el domingo para frenar el covid-19, unas protestas que terminaron con enfrentamientos entre manifestantes y policías en varias grandes ciudades.

Anuncios

Con Federico Guiglia, corresponsal de RFI en Roma

De Milán a Turín, a Trieste se multiplican también en el norte de Italia las protestas iniciadas en Nápoles y en Roma contra el cierre a las 18 horas de bares y restaurantes.

Miles de comerciantes y trabajadores salieron a la calle enfurecidos por las nuevas restricciones del gobierno (entre ellas el cierre de cines, teatros y gimnasios) para frenar los contagios.

Son manifestaciones pacíficas de sectores ya afectados por la crisis y que gastaron mucho dinero para organizar sus actividades según las reglas que el gobierno impuso en estos meses. Pero también, sobre todo en las grandes ciudades, hubo escenas de guerrilla urbana, pues grupos encapuchados y violentos  aprovecharon de las protestas para saquear tiendas y lanzar piedras contra la policía: 28 personas detenidas en Milán.

Tras las tensas manifestaciones del fin de semana, las protestas se repitieron este lunes, tanto en el norte como en el sur de Italia. En Milán, capital de la rica región de Lombardía (norte), donde hay el mayor número de contagios, varios centenares de manifestantes se confrontaron por la noche con las fuerzas de seguridad. Hubo incendios de papeleras, ataques vandálicos contra tranvías y vitrinas de comercios rotas, según imágenes de cadenas de televisión italianas.

Los manifestantes también lanzaron botellas de vidrio, bengalas de humo y cócteles molotov a los agentes antidisturbios, que respondieron con gases lacrimógenos.

Incidentes similares se reprodujeron en Turín, otra localidad norteña, donde la policía detuvo a varios manifestantes.

En Nápoles, la principal ciudad del sur de Italia, varios miles de personas pidieron la dimisión del presidente de la región de Campania en una protesta en la que se produjeron enfrentamientos esporádicos entre jóvenes encapuchados y la policía.

“Pueden detenerme, no cerraré” 

Las fuerzas de seguridad también tuvieron que intervenir en la pequeña localidad de Pesaro, donde el propietario de un restaurante decidió invitar a 90 personas para expresar su rechazo a bajar la persiana de su local a las 18H00. "Pueden detenerme, no cerraré", aseguró.

Entre los violentos ultras de fútbol, exponentes de extrema derecha y camorristas que tratan de aprovechar del mal social no sólo de los comerciantes. También el sector de la cultura, de la música y del arte, es decir la identidad misma de Italia, está en contra de las nuevas e ilógicas restricciones.

El sector cultural pide levantamiento de restricciones

Actores, directores, cantantes e intelectuales pidieron este martes al primer ministro, Giuseppe Conte, el levantamiento de medidas que afectan al sector cultural.

El mundo de la cultura de Italia, desde el gran director de orquesta Riccardo Muti, pasando por los cineastas Marco Bellocchio y Nanni Moretti, han protestado este martes contra las nuevas restricciones sanitarias impuestas por el gobierno para frenar el preocupante aumento de los contagios de coronavirus.

 El cierre de las salas de cine y de teatros decidido por decreto desató un movimiento de protesta pacífica por parte de actores, directores, cantantes e intelectuales pidieron públicamente al jefe de gobierno, Giuseppe Conte, y al ministro de Cultura, Dario Franceschini, que levanten la medida.

 Entre los firmantes figuran importantes directores de cine, entre ellos Gianni Amelio, Pupi Avati, Marco Bellocchio, Nanni Moretti, Giuliano Montaldo, Paolo Taviani, Enrico Vanzina, Paolo Virzì, todos preocupados por la crisis desatada en ese sector tras el primer confinamiento de marzo y que corre el riesgo de agravarse ulteriormente con las nuevas medidas.

El primer ministro italiano, Giuseppe Conte, presentará el martes medidas de apoyo a las actividades y profesiones más afectadas por las restricciones.

La pandemia contagió a más de 500.000 personas en Italia, donde fallecieron más de 37.000 personas.

 

  

 

Boletín de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.