Saltar al contenido principal
Francia-Turquia

Áspera controversia entre Recep Tayyip Erdogan y Emmanuel Macron

El presidente turco Recep Yayyip Erdogan  y el presidente francés Emmanuel Macron
El presidente turco Recep Yayyip Erdogan y el presidente francés Emmanuel Macron AFP/File
Texto por: Orlando Torricelli
7 min

Continúan agudizándose las tensiones entre Paris y Ankara, tras la puesta en duda, hace unos días, de la salud mental del mandatario francés por parte de  su homólogo turco. Recep Tayyip Erdogan tambien acusa a Emmanuel Macron de atacar al islam por sus afirmaciones sobre las caricaturas del profeta y su voluntad de combatir, el “separatismo islamista”.

Anuncios

El último capítulo son las protestas de Turquía, que anunció este miércoles  que adoptará medidas judiciales y diplomáticas, tras la publicación en el célebre semanario satírico francés: “Charlie Hebdo” de una caricatura del presidente Recep Tayyip Erdogan en ropa interior. Si bien en Paris la caricatura de Erdogan ha despertado más bien hilaridad, Ankara no ha visto las cosas de la misma manera, acusando al semanario de difundir odio y racismo cultural. Una reacción que viene a agregarse a las ya vivas tensiones entre ambos países después de que el presidente Recep Tayyip Erdogan condenara las palabras de Emmanuel Macron defendiendo el derecho a la caricatura, incluido Mahoma, en Francia, tras el horrible asesinato del profesor de historia y geografía Samuel Paty el 16 de octubre pasado.

Muchos analistas estiman que el presidente turco busca instrumentalizar el tema de las caricaturas para posicionarse como el paladín del islam, al mismo tiempo que reforzar la posición de su país en el contexto regional.

Ilke Toygür, analista del Real Instituto Elcano y Elcano e investigadora asociada de Instituto Alemán de Asuntos Internacionales y de Seguridad, estima poco factible que consiga este objetivo. 

"A excepción de Qatar, Erdogan no tiene aliados en Medio Oriente y los gobernantes de la región no lo aprecian lo suficiente o son  abiertamente hostiles. No tiene influencia sobre las poblaciones del Oriente Medio como líder del mundo musulmán, aunque le gustaría una vez más, recuperar esa idea que ha sido importante en su carrera política; pero no creo que su posicionamiento en este conflicto sea suficiente. También hay que recordar que es algo que se vende bastante bien en el ámbito nacional. "

El presidente francés tampoco ha desaprovechado este enfrentamiento para posicionarse como el adversario por excelencia del islamismo, por cuestiones de política nacional.

 

 

 

Boletín de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.