Saltar al contenido principal
Alemania

Covid-19: Alemania se reconfina parcialmente

La canciller alemana Angela Merkel.
La canciller alemana Angela Merkel. AFP
Texto por: RFI
3 min

Alemania sigue estando menos afectada por la pandemia de Covid-19 que la mayoría de sus vecinos europeos. Pero el número de infecciones también está aumentando, con un nuevo récord de 15.000 nuevos casos el lunes. La Canciller Angela Merkel impuso el miércoles medidas más estrictas a los presidentes regiones.

Anuncios

Por Pascal Thibaut, corresponsal de RFI en Berlín

Aplanar la curva de infección y evitando en última instancia que los hospitales se vean abrumados, permitir el seguimiento efectivo de los contactos de las personas infectadas de nuevo y salvar las vacaciones de Navidad: este es el objetivo de las medidas adoptadas, que entrarán en vigor el próximo lunes.

“Debemos actuar ahora para evitar una emergencia sanitaria", dijo Angela Merkel. “Estas medidas son duras y difíciles de soportar para nuestros ciudadanos. Pero debemos garantizar su salud restringiendo la actividad económica lo menos posible”, sostuvo.

Las medidas adoptadas recuerdan en gran medida a las adoptadas durante la primavera boreal: los bares, restaurantes, lugares de ocio como teatros, cines y salas de deporte deberán cerrar sus puertas durante un mes. Los contactos deben reducirse al mínimo, no más de diez personas. Pero nada de confinamiento al estilo francés con salvoconductos. Esta vez las tiendas pueden permanecer abiertas. Las escuelas y las guarderías también. Los alemanes pueden dejar su casa cuando quieran y moverse como quieran, al menos en su comunidad de residencia. Por otro lado, las estadías turísticas en Alemania no están permitidas.

La vida económica debería verse menos afectada. Las empresas y los trabajadores autónomos podrán ganar hasta el 75% de su facturación mensual si se ven afectados por estas decisiones. Unos 10.000 millones de euros estarán destinados a estas indemnizaciones.

La canciller Merkel, que hace dos semanas no consiguió imponer medidas más estrictas a los presidentes regionales, ha logrado esta vez su cometido. Estas decisiones fueron adoptadas por unanimidad con el apoyo de las 16 regiones alemanas. En Alemania, la canciller propone, pero las regiones disponen.

El aumento del número de infecciones, que ahora es de 10 a 15.000 por día, y la imposibilidad de rastrear los contactos de las personas infectadas, hicieron temer una pérdida de control. El objetivo es aplanar la curva de infección a finales de noviembre para no poner en peligro las fiestas.

Amplia aprobación pública

Hasta ahora, la política del gobierno y las regiones para luchar contra la pandemia ha contado con el apoyo de la población. La popularidad de la canciller está en su punto más alto. Una encuesta publicada el martes 27 de octubre mostró que un tercio de los alemanes cree que las medidas contra la pandemia no van lo suficientemente lejos. Se puede suponer que estas personas estarán satisfechas a pesar de la severidad de las nuevas medidas. El número de los que ya sentían que se estaba haciendo demasiado es de hasta el 15%. Este porcentaje podría aumentar.

Las medidas de ayer han sido criticadas. Proceden sobre todo de los sectores afectados, como restaurantes, hoteles y cines, que se sienten injustamente perjudicados, argumentando que han hecho grandes esfuerzos para reducir al máximo el riesgo de infección para sus clientes. 

 

Boletín de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.