Saltar al contenido principal
Reino Unido

Antisemitismo: Jeremy Corbyn ya no podrá usar la etiqueta laborista en el Parlamento

Pese a ser reintegrado en el Partido Laborista, su exlíder Jeremy Corbyn no será readmitido en el grupo parlamentario, una decisión a raíz del escándalo sobre el antisemitismo bajo su dirección.
Pese a ser reintegrado en el Partido Laborista, su exlíder Jeremy Corbyn no será readmitido en el grupo parlamentario, una decisión a raíz del escándalo sobre el antisemitismo bajo su dirección. AP - Thanassis Stavrakis
Texto por: RFI
3 min

En el Reino Unido, Jeremy Corbyn, el ex líder del Partido Laborista, ya no podrá formar parte del grupo parlamentario del Labour. La decisión fue anunciada el miércoles 18 de noviembre por el actual líder laborista Keir Starmer, quien eligió sancionar a su predecesor por su manejo del antisemitismo en la formación.

Anuncios

Con nuestra corresponsal en Londres, Muriel Delcroix

Jeremy Corbyn fue suspendido del Laborismo a finales de octubre después de cuestionar las conclusiones de un informe condenatorio sobre el antisemitismo dentro del partido cuando era su líder. Lejos de enmendarse, el ex líder había acusado a los críticos dentro y fuera del Laborismo y a los medios de comunicación de "exagerar políticamente" el antisemitismo bajo su liderazgo.

La suspensión de Jeremy Corbyn había enojado al ala izquierda del Laborismo y en cambio fue bienvenida por los miembros y asociaciones judías. El nuevo líder laborista Keir Starmer, por su parte, había insistido en que quienes consideraban exagerado el tema del antisemitismo en el Laborismo no tenían "lugar en el partido".

Esto no impidió que las autoridades disciplinarias laboristas levantaran la suspensión de Jeremy Corbyn el martes, ya que esta decisión no fue tomada por Keir Starmer. Sin embargo, el nuevo líder resolvió el dilema de qué hacer negándole el derecho a Jeremy Corbyn a presentarse en el Parlamento bajo la etiqueta de laborista.

Minimizar el antisemitismo

La situación estalló a finales de octubre, cuando la Comisión de Igualdad y Derechos Humanos, un organismo británico independiente, estableció que bajo la dirección de Corbyn el partido minimizó, subestimó o ignoró las quejas de sus miembros judíos y a veces interfirió para proteger a personas acusadas.

Defensor de larga data de la causa palestina y miembro del ala más izquierdista del laborismo, Corbyn había acabado reconociendo en 2018 que existía un "problema real" interno y él había sido "demasiado lento" en imponer sanciones.

Pero no bastó para calmar la indignación de los judíos británicos. Especialmente cuando, reaccionando al informe, este exsindicalista de 71 años defendió su gestión asegurando que "el problema fue dramáticamente exagerado por razones políticas por oponentes dentro y fuera del partido".

El liderazgo de Corbyn, elegido en 2015, atrajo a miles de nuevos miembros al Partido Laborista, pero también creó división interna por sus ideas radicales.

Dimitió tras sufrir una grave derrota en las legislativas del pasado diciembre contra el Partido Conservador de Boris Johnson.

 

 

Boletín de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.