Saltar al contenido principal
Escocia

Escocia será el primer país que ofrezca productos menstruales gratuitos

Foto de ilustración: la primer ministra de Escocia, Nicola Sturgeon, ante el Parlamento escocés en Edimburgo, Escocia, Gran Bretaña, el 17 de noviembre de 2020.
Foto de ilustración: la primer ministra de Escocia, Nicola Sturgeon, ante el Parlamento escocés en Edimburgo, Escocia, Gran Bretaña, el 17 de noviembre de 2020. REUTERS - RUSSELL CHEYNE
Texto por: Angélica Pérez
3 min

El parlamento escocés votó por unanimidad un proyecto de ley que establece el derecho legal a tener acceso gratuito a tampones y compresas, convirtiéndose en el primer país en el mundo en hacerlo.

Anuncios

La ley aprobada por unanimidad fue calificada de "revolucionaria" por la primera ministra Nicola Sturgeon. El texto, que prevé que las protecciones menstruales estén disponibles de forma gratuita y universal en todos los edificios públicos, va más allá de iniciativas previas en las escuelas de Inglaterra y Gales o de la reducción del IVA sobre estos productos en países como Estados Unidos y convierte a Escocia en pionero del acceso gratuito a tampones y toallas  higiénicas para cualquiera que los necesite en cualquier lugar del territorio.

“Es un día de orgullo para Escocia y una señal al mundo de que sí es posible el acceso universal y gratuito a las protecciones durante el período”, aseguró la diputada laborista Monica Lennon quien, apoyada por una coalición de sindicatos, organizaciones de mujeres y asociaciones caritativas, logró que su campaña se convirtiera en ley. El apoyo del gobierno escocés fue definitivo en esta cruzada que costará 11 millones de euros. 

En su discurso ante el parlamento, la diputada Monica Lennon elogió también el trabajo de "Lady Business" un grupo de adolescentes que milita contra la pobreza menstrual y que acompañó la propuesta de ley.

Según una encuesta realizada a 1000 adolescentes en el Reino Unido, más de la mitad de ellas (52%) ha faltado a clase debido a la regla. Y en otro sondeo, una de cada 14 asegura haberse quedado en casa porque no podía pagar o acceder a los productos menstruales.

La pobreza menstrual tiene un impacto directo en la educación de las jóvenes ya que agrava las desigualdades, señalan las activistas que también han tenido que luchar contra el estigma que rodea a la regla.

Ahora en Escocia se exigirá a las escuelas, institutos y universidades que proporcionen gratuitamente en los aseos una toallas higiénicas y tampones. Y el gobierno también puede exigir a los organismos públicos que proporcionen estos productos de forma gratuita.

"Espero que otros países seguirán el ejemplo. En todo el mundo hay mujeres que necesitan acceso libre a los productos de higiene femenina", insiste Elle-Rose, estudiante escocesa de secundaria de 17 años y activista contra la pobreza menstrual.

Boletín de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.