Saltar al contenido principal
Hungría

La fiesta libertina gay que debilita a Orban, paladín ultraconservador

Foto de archivo: el Primer Ministro de Hungría, Viktor Orban, en la primera cumbre presencial de la UE desde el brote de la enfermedad coronavirus (COVID-19), en Bruselas, Bélgica, el 19 de julio de 2020.
Foto de archivo: el Primer Ministro de Hungría, Viktor Orban, en la primera cumbre presencial de la UE desde el brote de la enfermedad coronavirus (COVID-19), en Bruselas, Bélgica, el 19 de julio de 2020. REUTERS - POOL
Texto por: Esther Herrera (Bélgica)
3 min

Un allegado a Viktor Orban fue sorprendido en una fiesta gay libertina en Bruselas en pleno confinamiento: esta revelación debilitó aún más la posición de Budapest en la UE donde está inmersa en un enfrentamiento por el Estado de derecho.

Anuncios

Con nuestra corresponsal en Bruselas, Esther Herrara, y AFP.

La renuncia del eurodiputado Jozsef Szajer, puntal del partido mayoritario Fidesz, detonó como una bomba en Hungría, donde oposición y prensa denuncian la hipocresía del poder, que ataca a las personas LGBT. Además podría debilitar la posición húngara, en tanto Budapest está inmersa en un enfrentamiento con la UE por el Estado de derecho.

El Partido Popular Europeo, el mayor grupo de la Eurocámara, está empezando a plantearse ahora más que nunca cómo expulsar al Fidesz, el partido del primer ministro húngaro Viktor Orban.

Un grupo de 30 eurodiputados ha enviado una carta al presidente del grupo para pedirle la expulsión del portavoz de Fidesz en la Eurocámara, Tomhas Deutsche, quien aseguró recientemente que las presiones para que Hungría respete el Estado de Derecho son propias a la de la Gestapo y que es como sufrir violencia doméstica en su familia.

A partir de ahora, se abre un procedimiento para debatir en el grupo y hablar con los eurodiputados y ver si finalmente la semana que viene se vota por la expulsión definitiva del partido húngaro, que de momento está suspendido temporalmente. Pero es imprescindible que los alemanes, el grupo más numeroso, voten a favor, o sino, el bloqueo se mantiene.

Dentro del Partido hay mucho incomodidad, no saben cómo seguir justificando que el Fidesz siga formando parte del grupo popular. Hungría además sigue bloqueando los presupuestos y el plan de recuperación de la economía.

La tensión, además, ha acabado de subir de tono con la participación del cofundador del partido y hombre fuerte de Orban en una orgía con 25 hombres en Bruselas la semana pasada, sin respetar las medidas del coronavirus.

El Presidente del Partido, Donald Tusk, esta semana se preguntaba: ¿qué más tiene que hacer el Fidesz para demostrar que no cabe en los valores del Partido Popular? El grupo ahora más que nunca se juega su reputación.

Tras un largo silencio, el primer ministro soberanista, Viktor Orban, condenó el miércoles "un acto inaceptable e indefendible", según un tuit de su portavoz, Zoltan Kovacs.

"Lo que ha hecho nuestro representante, Jozsef Szajer, no tiene justificación en los valores de nuestra familia política", añadió.

Con AFP.

Boletín de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.