Saltar al contenido principal
Irlanda

Irlanda pide perdón a las miles de víctimas de los hogares para madres solteras

Denise Gormley y su hija Rosa, en el cementerio de Tuam, donde fueron encontrados los cuerpos de 796 bebés, en un antiguo hogar para madres solteras.
Denise Gormley y su hija Rosa, en el cementerio de Tuam, donde fueron encontrados los cuerpos de 796 bebés, en un antiguo hogar para madres solteras. © REUTERS - CLODAGH KILCOYN
3 min

El primer ministro Micheál Martin va a pedir hoy disculpas ante el parlamento de Dublín por el maltrato que recibieron durante décadas miles de madres solteras y sus hijos. Un informe gubernamental presentado esta semana documenta más de 75 años de robos de bebés, fosas comunes clandestinas, trabajos forzados y otras muchas violaciones a los derechos humanos de las mujeres y de sus bebés. Al menos 9.000 menores fallecieron en orfanatos en este periodo.

Anuncios

Este informe ha tardado cinco años en ser redactado y ha caído como una bomba en la sociedad irlandesa. Entre 1920 y 1998, los años que cubre la investigación, más de 9.000 hijos de madres solteras fallecieron en instituciones de acogida, tanto religiosas como del estado. Precisamente los orfanatos estatales tienen las peores cifras de mortalidad infantil, el doble de la media nacional de la Irlanda en aquella época. En algunas casas de acogida llegó a fallecer el 75% de los menores en un año.

Cifras escalofriantes que se explican por la profusión de enfermedades infecciosas, como el tifus o la difteria, que las propias madres transmitían a sus hijos. Las instituciones las obligaban a menudo a trabajar gratis como enfermeras en hospicios, de los que volvían con todo tipo de bacterias y virus.

twitter micheal martin

El informe es demoledor, y no solo apunta al Estado o a las Iglesias Católica y protestante como culpables, sino que señala en particular la responsabilidad de la sociedad irlandesa en su conjunto, que decidió mirar para otro lado o directamente condenar a las madres solteras por haberse quedado embarazadas. Son en total 56.000 madres y 57.000 hijos, aunque según los propios redactores las cifras podrían ser mucho más altas, “que deberían haber estado con sus familias, pero estas las rechazaron”, según reza el texto.

Las asociaciones de víctimas de estos 75 años de maltratos han acogido el informe con críticas, acusándolo de ser demasiado tibio con las Iglesias y con todo aquel que gestionó un hogar para madres solteras. Por su parte, el jefe de la Iglesia católica irlandesa, el arzobispo Eamon Martin, pidió ayer perdón por el papel que jugaron sus congregaciones religiosas en este escándalo. El gobierno tiene que desvelar en los próximos meses el monto de las compensaciones económicas que van a recibir las víctimas y sus familias.

Boletín de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.