Crisis en Holanda

Países Bajos: el escándalo de ayudas sociales que ha sepultado al gobierno de Rutte

Mark Rutte, durante la rueda de prensa en que anunció la dimisión del gobierno holandés, el 15 de enero de 2021 en La Haya
Mark Rutte, durante la rueda de prensa en que anunció la dimisión del gobierno holandés, el 15 de enero de 2021 en La Haya Bart Maat ANP/AFP
Texto por: RFI
2 min

El primer ministro neerlandés, Mark Rutte, presentó este viernes la renuncia en bloque de su gobierno de centro-derecha a raíz un escándalo sobre subsidios familiares. Unas 26.000 familias fueron acusadas por error de haber defraudado al sistema de ayudas y se vieron obligadas a devolver sumas importantes, lo que provocó la ruina de muchas de ellas, en su mayoría de origen extranjero. 

Anuncios

"El Estado de derecho debe proteger a sus ciudadanos del todopoderoso gobierno, y aquí esto fracasó de forma estrepitosa", declaró Rutte en una rueda de prensa, añadiendo que había presentado la dimisión de su gabinete al rey Guillermo Alejandro, a sólo dos meses de las elecciones legislativas y en plena crisis sanitaria. "Estamos todos de acuerdo: cuando todo el sistema fracasa, sólo se puede asumir una responsabilidad conjunta", añadió.

Entre 2013 y 2019 decenas de miles de familias, en su mayoría de origen turco y marroquí, fueron acusadas injustamente de fraude por recibir "indebidamente" subvenciones familiares, siendo obligadas a devolver a Hacienda. Sumas, a veces de hasta 100.000 euros, en plazos muy cortos, empujando a muchos  a perder su casa, su trabajo o endeudarse por ello.

En 2014 las autoridades fiscales comenzaron a enviar cartas a los padres comunicando el retiro de las ayudas que recibían para pagar la guardería de sus hijos, acusándolos de fraude fiscal, pidiéndoles justificar el gasto y su situación financiera. Una comisión parlamentaria establecida para investigar el caso concluyó que hubo un “trato institucionalmente sesgado” por parte de Hacienda, “violando los principios fundamentales del Estado de derecho”.

Acusaciones que habrían sido hechas sin fundamento, al mismo tiempo que las agencias tributarias no daban ningún tipo de explicaciones a los acusados. Muchas de las víctimas siguen sufriendo problemas personales y  psicológicos por haberlo perdido todo, varias familias han decidido denunciar ante el Tribunal Supremo a cinco miembros del Ejecutivo. (con AFP)

Boletín de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas