Memoria del Holocausto

Alemania: hacia la abolición de las últimas leyes nazis

Oficiales nazis acusados de crímenes de guerra durante la Segunda Guerra Mundial en el Juicio de Núremberg escuchan la lectura del veredicto el 2 de octubre de 1946.
Oficiales nazis acusados de crímenes de guerra durante la Segunda Guerra Mundial en el Juicio de Núremberg escuchan la lectura del veredicto el 2 de octubre de 1946. © AFP - -INP / INTERNATIONAL NEWS PHOTOS (INP) / AFP
Texto por: RFI
4 min

Las disposiciones antidemocráticas o antisemitas adoptadas por el Tercer Reich fueron eliminadas inmediatamente después de la guerra, pero los textos depurados de sus medidas extremas han podido perdurar, aunque sus orígenes y algunas de sus referencias siguen siendo cuestionadas.

Anuncios

Por Pascal Thibaut, corresponsal de RFI en Berlín

La Ley de Cambio de Nombre sigue refiriéndose al "Ministro del Interior del Reich". Este texto de 1938 está firmado por Wilhelm Frick, que ocupó este cargo durante el Tercer Reich de 1933 a 1943. Fue condenado a muerte en 1946 por crímenes de guerra y crímenes contra la humanidad en el juicio de Núremberg contra altos dirigentes nazis.

La ley había sido aprobada principalmente contra los judíos alemanes, obligando a hombres y mujeres a partir del 1 de enero de 1939 a añadir los nombres de Israel y Sara, respectivamente, a sus nombres oficiales. Como muchas otras antes, la ley reforzó aún más la exclusión de los judíos. El Consejo de Control Aliado, creado tras la capitulación del régimen nazi para dirigir Alemania, abolió en septiembre de 1945 la ley que otorgaba plenos poderes a Hitler en 1933, así como la legislación del Tercer Reich. Se prohíben entonces las disposiciones que discriminan a las personas por su origen o religión. Varias decenas de otras decisiones similares del Consejo de Control Aliado contribuyeron a la desnazificación del derecho alemán, pero no desaparecieron todos los rastros.

Lea también: Simon Gronowski, el niño que escapó del tren a Auschwitz

El texto de 1938 fue despojado de su dimensión antisemita y se convirtió en 1954, por decisión administrativa, en una ley de la República Federal de Alemania. Sin embargo, a pesar de las numerosas modificaciones introducidas desde entonces, las últimas huellas del origen de estas disposiciones nunca se han borrado del todo.

A finales de 2019, el delegado del Gobierno alemán encargado de la lucha contra el antisemitismo recibió una carta de una mujer que deseaba permanecer en el anonimato, según el semanario Der Spiegel. El remitente pide a Felix Klein que se asegure de que los últimos restos de la legislación nazi desaparezcan definitivamente. Tres meses después, Klein publica una columna de opinión en la prensa con dos diputados de los dos partidos que forman la gran coalición, la CDU y el SPD. En el texto titulado "¡Hay que suprimir los párrafos nazis! ", escriben los autores: "Una persona que hoy quiera cambiar su nombre o su apellido se enfrenta a un texto adoptado en su momento por motivos antisemitas. Esto es insoportable, no sólo para los judíos”. Los autores de la tribuna piden que se corrija el texto para que no se incluya indirectamente a los actuales dirigentes de Alemania en la continuidad del "Ministro del Interior del Reich" siempre mencionado en el texto. También piden que se eliminen sistemáticamente los rastros del Tercer Reich de las leyes actuales.

Se trata de veintinueve textos. Aparte de la relativa a los cambios de apellidos y nombres -la más emblemática-, se trata de otras leyes más técnicas, como la de los naturópatas o la de los casinos. Felix Klein quería que el Parlamento alemán pudiera hacer todas las correcciones necesarias de una vez, pero ese procedimiento parece demasiado ambicioso. Con el apoyo del Ministerio del Interior, la reforma de la ley de cambio de nombre debería tener lugar antes de que finalice la actual legislatura en septiembre. El diputado socialdemócrata Helge Lindh, encargado del expediente por su partido, considera, interrogado por RFI, que la supervivencia de estas disposiciones es "una vergüenza". Recuerda que la desaparición del Tercer Reich ha puesto ciertamente fin al Estado de Derecho que reinaba bajo el nazismo, pero que las estructuras y el personal resultantes de este periodo han sobrevivido. Y las generaciones posteriores no siempre tuvieron la sensibilidad de "desnazificar" una serie de textos.

Este miércoles, 27 de enero, se conmemora el Día Internacional de Conmemoración en Memoria de las Víctimas del Holocausto, aniversario de la liberación del campo de Auschwitz-Birkenau el 27 de enero de 1945.

 

Boletín de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas