Coronavirus

Preocupa el uso del falsos certificados de pruebas de Covid-19 en los aeropuertos

Pasajeros muestran sus documentos en el centro de pruebas Covid-19 del aeropuerto Roissy Charles-de-Gaulle en Francia, el 1 de febrero de 2021
Pasajeros muestran sus documentos en el centro de pruebas Covid-19 del aeropuerto Roissy Charles-de-Gaulle en Francia, el 1 de febrero de 2021 Christophe Archambault AFP
Texto por: RFI
3 min

Desde el domingo, todos los viajeros que deseen ingresar a Francia deben presentar una prueba PCR negativa realizada 72 horas antes del vuelo. La medida ya rige un gran número de países, que exigen para poder embarcar un certificado expedido por un laboratorio. El problema es que este requisito está dando lugar a un tráfico de falsas pruebas de PCR.

Anuncios

Este lunes, la agencia europea de policía Europol pidió a los viajeros desconfiar de la venta en los aeropuertos de falsos certificados de pruebas negativas de Covid-19 por parte del crimen organizado, por sumas de hasta 300 euros pieza.

"Descubrimos que algunas empresas internacionales aceptaban pruebas falsas o no hacían ningún tipo de control”, denunció el lunes el Secretario de Estado de Asuntos Europeos de Francia, Clément Beaune.

En los últimos días han sido detenidos varios sospechosos que vendían falsos certificados de no contaminación no solo en aeropuertos de Francia, sino también de

Gran Bretaña, así como en línea o a través de grupos de mensajerías telefónicas en España y Holanda.

En España la policía detuvo a un hombre que vendía falsos documentos de ese tipo por 40 euros en línea y en Holanda traficantes hacían lo mismo utilizando aplicaciones de mensajería de telefonía móvil.

A inicios de noviembre, la policía francesa arrestó a siete personas en el marco del desmantelamiento de un tráfico de falsos certificados de pruebas negativas de Covid-19 que usaban el nombre de un laboratorio existente, vendidos a precios de entre 150 a 300 euros en el aeropuerto de Roissy-Charles-de-Gaulle, cerca de París.

Hace 10 días, un hombre sospechoso de vender falsos certificados de no contaminación por Covid-19 fue detenido en el aeropuerto de Luton, en Gran Bretaña.

Muchos países reclaman ahora la prueba de que los pasajeros no están contaminados por la enfermedad que ha matado a más de 2,2 millones de personas en el mundo.

Una falsificación sencilla

"Es muy probable que criminales aprovecharán la oportunidad de producir y vender falsos certificados de pruebas de Covid-19 mientras se mantengan las restricciones a los viajes a causa de la pandemia", estima Europol.

"Dada la amplitud de los medios tecnológicos disponibles con impresoras de alta calidad y diversos programas, los falsificadores pueden producir documentos falsos de alta calidad", agregó la agencia, con sede en La Haya (Holanda).

Sin embargo, no es necesaria una gran sofisticación para producir los falsos certificados. A diferencia de los pasaportes que cuentan con marcas de seguridad difíciles de reproducir, los documentos de los laboratorios suelen ser simples hojas de tamaño estándar para impresora y a veces un simple correo electrónico fácil de confeccionar.

 

Boletín de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas