UE - Coronavirus

Alemania restringe el ingreso por la frontera francesa debido a ‘alto riesgo’ de contagio

Las personas que viajen a Alemania desde Mosela tendrán que presentar un test negativo de Covid-19.
Las personas que viajen a Alemania desde Mosela tendrán que presentar un test negativo de Covid-19. AFP - PATRICK HERTZOG

Berlín catalogó este domingo al departamento francés de Mosela (noreste) zona de alto riesgo por el covid-19 e impondrá en la frontera requisitos más estrictos -como un test negativo de covid-19 de menos de 48 horas- a partir del martes. Representantes locales denuncian la “brutalidad” de la medida

Anuncios

Alemania endurece sus controles fronterizos con sus vecinos ante los temores por una oleada de las varias británica y sudafricana de la covid-19. Después de imponer controles rigurosos a República Checa y la región austríaca del Tirol, el martes les toca a las zonas alemanas que lindan con la Mosela francesa (Sarre y Renania-Palatinado).

Mosela es un área "con un riesgo especialmente elevado de infección a causa de aparición generalizada de variantes del virus SARS-CoV-2", advirtió el Instituto Robert Koch para el control de enfermedades en Alemania.

Quienes quieran ingresar a Alemania desde Mosela deberán presentar un test de covid-19 negativo realizado 48 horas antes como máximo. Sin embargo, Alemania no impondrá controles de aduana sistemáticos, como hizo en la primavera boreal de 2020, al comienzo de la pandemia, en la frontera francesa.

 “No se cerrará la frontera", aseguró un portavoz del Ministerio de Interior francés.

 Por su parte, el secretario de Estado para Asuntos Europeos francés, Clément Beaune, solicitó a Berlín evitar controles muy "estrictos" que equivalgan a un "cierre virtual" de la frontera.

Varios representantes electos de la región administrativa francesa Grand Est, entre ellos el presidente (de la región, Jean Rottner, denunciaron el domingo la "brutalidad" de la decisión de Berlín.

La preocupación por las restricciones para atravesar la frontera se concentra en los 16.000 trabajadores que cruzan cada día la frontera, lo podría provocar largas filas de espera en los puestos de control.  

La Comisión Europea se dijo conmovida al ver que la libre circulación en la UE se ponía en entredicho y desde entonces ha tratado de promover un enfoque común entre los países.

 

Boletín de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas