Rusia

En los supermercados rusos ya se puede comprar ‘por la cara’

Sistema de reconocimiento facial utilizado en un café moscovita, 25 de marzo de 2020.
Sistema de reconocimiento facial utilizado en un café moscovita, 25 de marzo de 2020. Gavriil Grigorov/TASS - Gavriil Grigorov

Pagar sus compras en el supermercado mostrando solamente la cara en la caja es una escena que ya no es exclusiva de la ciencia ficción. A partir de ahora en Rusia varios supermercados proponen este servicio de pago por reconocimiento facial a sus clientes. Actualmente está en periodo de ensayo, pero el sistema podría extenderse a 3.000 tiendas de aquí a finales de año.

Anuncios

Del corresponsal en Rusia, Daniel Vallot 

Para proceder al pago, sólo hace falta acercarse a la caja automática, bajar la mascarilla y mirar a la cámara. Para que funcione, previamente se tiene que facilitar los datos biométricos al banco y tener dinero en la cuenta bancaria.

Por el momento este innovador sistema se ha probado ya en una cincuentena de supermercados de la capital rusa pero el objetivo es llegar a los 3.000 antes de finales de 2021, según informa el grupo X 5, líder ruso de la gran distribución. Para lanzarse en esta aventura, el grupo se ha aliado con dos pesos pesados: el grupo Visa, especialista del pago en línea y Sberbank, la red bancaria más importante de Rusia.

Citado por la Agencia France Presse, un responsable del grupo X 5 afirma que no hay peligro de suplantación de identidad ya que la cámara 3D permite medir hasta la profundidad de la cara. En teoría sería pues imposible que un pirata de la web pudiera robar la cara de un cliente para poder hacer sus compras en el supermercado. Los diseñadores del proyecto quieren dar seguridad y añaden que con la pandemia de Covid-19, los clientes se inclinan más por este tipo de tecnología que permite pagar sin tocar.

100 cámaras equipadas con el reconocimiento facial en Moscú

En Rusia, el reconocimiento facial gana cada vez más terreno, ya sea como modo de pago y de vigilancia. Según el diario Kommersant, el director de la filial rusa de Visa afirma que el 70% de los rusos están dispuestos hoy en día a pagar usando sus datos biométricos.

Junto a China, Rusia es uno de los países más avanzados del planeta en este sector. Moscú cuenta con 100 cámaras equipadas con tecnología de reconocimiento facial y pronto será posible entrar en el metro sin tener que usar una tarjeta, simplemente mostrando bien la cara.

Esta utilización masiva del reconocimiento facial se hace en nombre de la lucha contra la inseguridad y también para que la vida cotidiana sea “mas cómoda”. Pero no deja de preocupar a las asociaciones de defensa de las libertades públicas que se preguntan sobre las consecuencias que pueden tener los abusos en temas de seguridad.

Boletín de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas