REINO UNIDO

La familia real británica despide al príncipe Felipe de Edimburgo

Un momento del funeral en el castillo de Windsor
Un momento del funeral en el castillo de Windsor © ALBERTO PEZZALI / AP

Tras una semana de luto, el Reino Unido dice este sábado adiós a Felipe, marido de la reina Isabel II fallecido a los 99 años, en presencia de los príncipes Enrique y Guillermo. Siguiendo la voluntad del duque de Edimburgo, sus restos se van a enterrar en las inmediaciones del castillo de Windsor, unos 50 km al oeste de Londres.

Anuncios

En presencia de un grupo reducido de unas 30 personas, la familia real británica ha dado este sábado su último adiós a Felipe de Edimburgo, fallecido hace una semana a los 99 años.  Siguiendo la voluntad del duque de Edimburgo, los restos del marido de la reina Isabel II se han enterrado en las inmediaciones del castillo de Windsor, unos 50 km al oeste de Londres.

La reina Isabel II ha dado da así el último adiós este sábado al hombre con quien estuvo casada 73 años, su "fuerza y apoyo", el príncipe Felipe, en un sobrio funeral de estilo militar con mascarillas y pocos invitados debido a la pandemia

La ceremonia religiosa se ha realizado en San Jorge, la capilla gótica del siglo XV situada en el casi milenario castillo de Windsor, unos 50 km al oeste de Londres.Para evitar recelos y malentendidos con la vestimenta oficial —especialmente, que el príncipe Andrés, apartado de sus funciones públicas, o el príncipe Enrique, despojado de sus títulos, usaran uniforme militar—, todos los asistentes vestían de luto civil.

Debido al coronavirus se pidió a los británicos que no se desplazasen hasta esta pequeña localidad. Aún así las terrazas de sus pubs se han llenado en muchos casos de partidarios de la corona, cubiertos con banderas británicas, para seguir el evento por televisión como otros millones de personas.

Al comienzo del oficio, el país entero ha guardado un minuto de silencio.

Pero antes los cuatro hijos y varios de los nietos de la pareja real -incluidos los príncipes Guillermo y Enrique- han caminado tras el féretro en un corto cortejo fúnebre por los jardines del castillo.

Se trataba de la primera aparición pública de Enrique, de 36 años, con la realeza desde que él y su esposa Meghan, que no viajó al Reino Unido por estar embarazada, abandonaron sus funciones reales y se fueron a vivir a California. El príncipe ha caminado unos instantes junto a su hermano Guillermo, de 38 años y segundo en el orden sucesorio al trono, con quien las relaciones son tensas. 

Boletín de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas