RUSIA

La salud de Navalny se deteriora tras 19 días de huelga de hambre

Alexei Navalny
Alexei Navalny Handout Moscow's Babushkinsky district court press service/AFP/File

El político opositor ruso, Alexéi Navalny, quien está en huelga de hambre desde el pasado 31 de marzo, corre el riesgo de sufrir un paro cardiaco luego de perder 16 kilos desde que fue encarcelado en febrero. Las autoridades rusas amenazan con alimentarlo de forma forzada

Anuncios

Crece la preocupación por el estado de salud de Alexéi Navalny tras 19 días de huelga de hambre. Navalny, uno de los más fervientes críticos del presidente ruso Vladimir Putin, ya escapó de la muerte una vez, cuando se salvó de morir en agosto de 2020 luego de haber sido envenenado con el agente químico Novichok.  Sin embargo, actualmente, tras su detención y encarcelación por parte del Gobierno ruso, sus días podrían empezar a estar contados. 

La oposición rusa anunció este domingo protestas en varias ciudades rusas para el 21 de abril en apoyo al principal rival de Vladimir Putin. Mientras distintas voces mundiales se inquietan por el incierto desenlace que este episodio pueda tener. 

Después de 19 días de huelga de hambre, Navalny corre un riesgo cada vez mayor de padecer una insuficiencia renal, su visión se está deteriorando, su nivel de potasio es elevado y varios médicos aseguran que su corazón podría dejar de funcionar.

Además, sus intensos dolores de espalda y la pérdida de sensibilidad en sus piernas hacen que su condición sea “realmente crítica”, como dijo Alexandra Zakharova, representante del sindicato Doctors Alliance, un grupo que las autoridades rusas consideran como activistas de la oposición.

A través de los abogados de Navalny, este grupo logró obtener pruebas de laboratorio realizadas al opositor el pasado 6 de abril y “son muy, muy malas", según dijo a Reuters la médica rusa. “Tiene otras lecturas altas que indican que sus riñones pueden fallar pronto. Esto conduciría a una patología severa y podría ocurrir un paro cardíaco”, agregó.

Pero los servicios penitenciarios informaron que dichos exámenes médicos demostraron que el estado de salud de Navalny es “satisfactorio” y que no ha contraído ni coronavirus ni tuberculosis.

Boletín de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas