Rusia

El ejército ruso comienza su retirada de la frontera con Ucrania

Foto tomada de un video publicado el viernes 23 de abril de 2021 por el Servicio de Prensa del Ministerio de Defensa de Rusia muestra, los vehículos blindados del ejército ruso ruedan en los buques de desembarco después de los ejercicios en Crimea. El ministro de Defensa ruso, Sergei Shoigu, ordenó el jueves que las tropas regresaran a sus bases permanentes tras una masiva concentración militar que provocó la preocupación de Ucrania y Occidente.
Foto tomada de un video publicado el viernes 23 de abril de 2021 por el Servicio de Prensa del Ministerio de Defensa de Rusia muestra, los vehículos blindados del ejército ruso ruedan en los buques de desembarco después de los ejercicios en Crimea. El ministro de Defensa ruso, Sergei Shoigu, ordenó el jueves que las tropas regresaran a sus bases permanentes tras una masiva concentración militar que provocó la preocupación de Ucrania y Occidente. AP

El ejército ruso comenzó a retirarse de la frontera con Ucrania, donde sus tropas estaban desplegadas desde hace semanas avivando la tensión internacional, anunció el viernes el Ministerio de Defensa.

Anuncios

Con nuestro corresponsal en Moscú, Xavier Colás, y AFP.

Desde marzo pasado, Ucrania ha estado acusando a Rusia de concentrar sus fuerzas cerca de la zona de conflicto de Donbás. Moscú ha defendido siempre que estaba en su pleno derecho a mover sus propias fuerzas militares dentro de su territorio.

Por fin, el titular de Defensa de Rusia Serguei Shoigu ha anunciado la decisión de concluir las maniobras en los distritos militares del sur y oeste tras declarar que se han logrado ya los objetivos planteados. Las tropas rusas deberán regresar a sus bases antes del 1 de mayo.

Hasta el presidente ucraniano ha reconocido que la reducción del número de efectivos en la frontera reduce las tensiones. En medio de la reciente escalada de tensiones en Donbás, Volodimir Zelenski propuso el martes pasado su homólogo ruso reunirse en la zona de conflicto en el este de Ucrania. Putin ha contestado indicando al líder ucraniano que con quien tiene que hablar es con los separatistas.

De hecho, Moscú es ahora la que exige a Kiev que cese la escalada militar dentro de sus fronteras. Pero Putin ha expresado también su disposición a reunirse en cualquier momento con su homólogo ucraniano en Moscú para examinar las relaciones bilaterales.

El presidente ruso ha lamentado que Ucrania haya emprendido últimamente muchas acciones que socavan los vínculos ruso ucranianos, sobre todo en lo que respecta a la Iglesia ortodoxa y al idioma ruso.

El conflicto entre Kiev y los separatistas ha dejado decenas de muertos desde enero, después de una tregua que se había respetado desde la segunda mitad de 2020. Desde 2014, más de 13.000 personas murieron en ese enfrentamiento.

Una mediación de Alemania y Francia condujo a la firma de unos acuerdos de paz que pusieron fin al grueso de los combates en 2015, pero el proceso político quedó estancado.

Estados Unidos, que apoya a Ucrania en esta crisis, afirmó que esperaba "acciones" y no solo "palabras".

Con ese despliegue de tropas, Moscú pudo sacar pecho ante Washington en los primeros meses de gobierno de Joe Biden, pues lanzó esas operaciones justo después de que el mandatario estadounidense tachara al presidente ruso, Vladimir Putin, de "asesino".

Ahora, Rusia y Estados Unidos están discutiendo sobre la celebración de una posible cumbre este verano en un país neutral, a iniciativa de Washington.

Pero las tensiones continúan muy vivas, como quedó patente con la reciente imposición de sanciones mutuas y las expulsiones recíprocas de diplomáticos.

Boletín de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas