España

La campaña por las elecciones en Madrid termina en un clima hostil

La presidenta de la Comunidad de Madrid y candidata del Partido Popular (PP), Isabel Díaz Ayuso, al final de su mitin de cierre de campaña electoral, en Madrid, el 2 de mayo de 2021.
La presidenta de la Comunidad de Madrid y candidata del Partido Popular (PP), Isabel Díaz Ayuso, al final de su mitin de cierre de campaña electoral, en Madrid, el 2 de mayo de 2021. REUTERS - SUSANA VERA

Una fuerte polarización ha marcado la campaña para las elecciones en la Comunidad de Madrid que se celebrarán este 4 de mayo. La presidenta conservadora Isabel Díaz Ayuso es la favorita para renovar su mandato, pero dado el clima de confrontación, su victoria no está asegurada.

Anuncios

Con François Musseau, corresponsal de RFI en Madrid.

En la capital española se observa un sorprendente contraste entre, por un lado, el ambiente general muy relajado, y, por otro, un nerviosismo ligado a la campaña electoral para las elecciones regionales, que ha sido muy hostil.

"La gente está histérica y nerviosa. Todos se lanzan ataques increíbles a la cara", asegura Lola, que es profesora. Entre la gente, existe un sentimiento de disgusto hacia los líderes políticos: "Todo es rápido, falso, superficial. No hay ningún debate real. Sólo hay violencia entre los candidatos", dice Gabriel, un guardia de seguridad.

En efecto, muchos piensan que esta situación se debe a los propios candidatos, y especialmente los de la ultraderecha de Vox y la izquierda radical de Podemos, que no se hablan después de que Vox no tomara en serio en serio amenazas de muerte recibidas por Pablo Iglesias.

Amenazas en serie

Todo empezó con un debate radiofónico, en el que el candidato de Unidos Podemos dijo que acababa de recibir amenazas de muerte, bajo la forma de una carta apuntando a él, sus padres y su compañera, y conteniendo cuatro balas. La candidata de Vox, Rocío Monasterio, se burló entonces de esta amenaza e Iglesias dejó el estudio seguido por dos candidatos de izquierda.

Tras el incidente, los tres candidatos de izquierda anunciaron que no debatirían más con la extrema derecha. Los debates siguientes fueron cancelados, mientras el líder nacional de Vox, Santiago Abascal, repetía que las amenazas de muerte eran "un montaje, una operación de marketing y victimismo".

Pero Pablo Iglesias no fue el único blanco: el ministro del Interior, Fernando Grande Marlaska, la directora de la Guardia Civil, María Gámez, y la propia presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, del Partido Popular, también recibieron amenazas. Amenazas que, según la policía, deben tomarse muy en serio.

¿Quién ganará?

En cuanto a las elecciones en sí, el suspenso se mantiene. ¿Renovará su mandato la presidenta saliente, o logrará la izquierda destronarla gracias a una fuerte movilización de su electorado?

Todos los sondeos dicen que Isabel Díaz Ayuso es la favorita. Es muy popular, sobre todo porque Madrid es la única capital de Europa en la que todas las tiendas y lugares culturales están abiertos en medio de la pandemia.

Pero las encuestas también señalan que, para obtener la mayoría necesaria para formar el gobierno regional, necesitará necesariamente a la extrema derecha como aliada. Y en el clima actual, el partido Vox no es el socio soñado.

Boletín de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas