España

España: La derecha triunfa en elecciones regionales madrileñas, un bofetón para Sánchez y Podemos

Simpatizantes de la presidenta conservadora de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, agitan banderas frente a la sede del partido popular en Madrid, España, el martes 4 de mayo de 2021.
Simpatizantes de la presidenta conservadora de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, agitan banderas frente a la sede del partido popular en Madrid, España, el martes 4 de mayo de 2021. AP - Bernat Armangue

La derecha española y su adalid Isabel Díaz Ayuso triunfaron este martes en las elecciones regionales de Madrid, un fiasco para el Partido Socialista del presidente Pedro Sánchez y también para su aliado Podemos, cuyo líder Pablo Iglesias anunció su retirada de la política.

Anuncios

Con nuestro corresponsal en Madrid, Luis Méndez, y AFP.

Isabel Díaz Ayuso, presidenta regional y candidata por el Partido Popular (PP), duplicó su resultado de los últimos comicios de 2019, y obtuvo 65 de los 136 escaños de la cámara madrileña, según resultados prácticamente definitivos.

A falta de la mayoría absoluta, fijada en 69 escaños, el PP necesitará eso sí el apoyo de la extrema derecha de Vox (13 diputados). Su líder regional, Rocío Monasterio, anunció que facilitará la investidura de Díaz Ayuso, como hizo hace dos años.

La participación, pese a la pandemia y en medio de numerosas medidas higiénicas, fue muy elevada y superó el 76%.

Junto al triunfo arrollador de la actual presidenta de Madrid y el afianzamiento de la ultraderecha, hay que destacar la fuerte caída del Partido Socialista. El notable descenso del voto socialista ha impedido que el bloque de la izquierda pudiera alcanzar la mayoría para gobernar.

Los socialistas cosecharon el peor resultado de su historia en la región, con 24 escaños, bajo el mando de su candidato Ángel Gabilondo. Ciudadanos, que cogobernó con el PP en la anterior legislatura en Madrid y llegó a ser el tercer partido de España en 2019, desaparece del parlamento regional.

Podemos obtuvo 10 diputados, y el otro titular de la noche fue que su escisión Más Madrid superó en votos a los socialistas, aunque empató con estos en escaños.

A pesar del aumento de la izquierda emergente de Más Madrid y de la recuperación de Podemos hay que destacar también que Díaz Ayuso, la ganadora de estos comicios, representa al ala más dura del Partido Popular, lo que presagia políticas muy conservadoras para la región.

Díaz Ayuso se empeñó en mantener en Madrid medidas tibias contra la pandemia, afectando lo menos posible la movilidad de los ciudadanos y manteniendo parcialmente abierta la hostelería, lo que le granjeó las simpatías de sectores de la población contrarios a las políticas mucho más restrictivas impulsadas por los socialistas que ocupan el Gobierno central.

Las de este martes fueron las primeras elecciones en Madrid desde el estallido de la pandemia en marzo de 2020, especialmente virulenta en la capital, que tuvo que improvisar hospitales de campaña y una morgue en una pista de patinaje sobre hielo.

Todavía ahora, con 15.000 decesos de un total de 78.000 en el país, la región capitalina registra una de las peores incidencias por covid-19, con un 44% de sus camas de cuidados intensivos ocupadas con pacientes de esta enfermedad.

Foto de archivo: el entonces vicepresidente segundo del Gobierno español, Pablo Iglesias, en su escaño durante un descanso de una sesión parlamentaria en Madrid, España, el 21 de octubre de 2020,
Foto de archivo: el entonces vicepresidente segundo del Gobierno español, Pablo Iglesias, en su escaño durante un descanso de una sesión parlamentaria en Madrid, España, el 21 de octubre de 2020, AP - Manu Fernandez

Pablo Iglesias deja la política

El líder de Podemos, Pablo Iglesias anunció su retirada de la política tras la derrota de la izquierda en las elecciones madrileñas.

este antiguo profesor de ciencias políticas de 42 años fue protagonista indiscutible de la política española desde la creación en 2014 de la formación de izquierda radical Podemos, heredera del movimiento de los indignados y las masivas protestas antiausteridad de 2011.

Después de años persiguiendo el poder, en enero de 2020 entró al gobierno como uno de los vicepresidentes del socialista Pedro Sánchez.

Apenas un año después, desconcertó al país al dimitir para presentarse a las elecciones regionales de Madrid y tratar de salvar los muebles para su partido en un bastión que les había sonreído en los inicios.

La arriesgada apuesta terminó en sonado fracaso. Pese a la alta participación, los partidos de izquierda se vieron arrollados por la derecha en la región capitalina, que la gobierna desde hace 26 años, y Podemos debió contentarse con un quinto lugar y 7% de los votos.

En su discurso para reconocer la derrota en Madrid, Iglesias afirmó que "es evidente que a día de hoy (...) no contribuyo a sumar", por lo que anunció que abandona todos sus "cargos" y "la política entendida como política de partido".

Consciente de ser "el chivo expiatorio" que movilizó en su contra el voto de la derecha y la extrema derecha, "cuando uno deja de ser útil, tiene que saber retirarse", concedió Iglesias, quien cedió las riendas de la formación a la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz.

Boletín de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas