Depredadores libertad de prensa

Bolsonaro, Orban y dos mujeres, 'depredadores de la libertad de prensa’

Protesta contra Bolsonaro en la célebre Avenida Paulista de  Sao Paulo.
Protesta contra Bolsonaro en la célebre Avenida Paulista de Sao Paulo. AP - Nelson Antoine

El presidente brasileño Jair Bolsonaro, su homólogo húngaro Viktor Orban así como las gobernantes Carrie Lam (Hong Kong) y Sherik Hasina (Bangladesh) entraron a engrosar por primera vez la lista de depredadores de la libertad de expresión de la ONG Reporteros Sin Fronteras.

Anuncios

Algunos de los gobernantes que figuran en la lista de depredadores de RSF y los que acaban de engrosarla este año, siembran el terror con órdenes irracionales y paranoicas mientras que otros ponen en marcha estrategias muy elaboradas y basadas en leyes liberticidas.

Cada uno tiene su propio estilo para negar la libertad de expresión. "La marca personal del (presidente Jair) Bolsonaro consiste en insultar, denigrar, estigmatizar y humillar a los periodistas críticos. El mandatario brasileño utiliza una retórica bélica, muy sucia, que se ve amplificada por su círculo familiar y, en las redes sociales, por un ejército de simpatizantes que difunden y amplifican los ataques destinados a desacreditar a la prensa”, dijo a RFI Edith Cachera, vicepresidenta de Reporteros Sin Fronteras (RSF) España.

El tono beligerante de Bolsonaro contra la prensa “ha experimentado un notable aumento desde que comenzó la crisis sanitaria”, dice también en su informe 2021 RSF.

Otra novedad este año es la entrada de un europeo en la lista: el mandatario húngaro Viktor Orban, quien se ha dedicado a "socavar repetidamente y la independencia de los medios de comunicación", según Cachera.

"La libertad de prensa es un elemento fundamental de la democracia. Sin libertad de prensa no hay democracia. Y admitir que hay un país dentro de la Unión Europea, Hungría, que no goza de una libertad de prensa plena es admitir que dentro de la Unión Europea albergamos a un país que no tiene democracia", agrega Edith Cachera.

Dos mujeres también entraron por primera vez a la lista de depredadores de la libertad de expresion de RSF: Sheik Hasina, que gobierna en Bangladesh, así como Carrie Lam, jefa ejecutiva de Hong Kong, bajo una fuerte presión de Pekín.

Carrie Lam marioneta de Xi Jinping 

“Cuando Carrie Lam asumió el cargo de jefa del ejecutivo de Hong Kong en 2017 y abrió las ruedas de prensa a los medios independientes, había una cierta esperanza de cambios positivos para la libertad de prensa, pero por desgracia rápidamente ha desvelado su verdadero rostro: una marioneta del presidente (chino) Xi Jinping. Carrie Lam carga sin cuartel contra los símbolos de la libertad de prensa en Hong Kong, ha ordenado congelar los activos financieros del diario Apple Daily, uno de los últimos grandes medios de comunicación en chino que hay en Hong Kong, un medio que aún se atrevía a criticar a Pekín. Y hace algunos días forzó el cierre del diario”, agrega la vicepresidenta de RSF España.

La segunda mujer depredadora de la libertad de la prensa que ha sorprendido con su entrada en este triste ranking de RSF en 2021 es Sheik Hasina, que es la primera ministra de la República Popular de Bangladesh, la hija mayor del héroe de la independencia del país.

“Durante mucho tiempo, Hasina era considerada como una figura destacada de la oposición contra regímenes autoritarios y defensora de la libertad de expresión. Pero Hasina, tras su victoria y ser nombrada primera ministra en enero de 2019, comenzó una deriva implacable hacia el autoritarismo marcada por una represión cada vez más fuerte contra el periodismo. Hasina se esconde tras un discurso oficial de respeto a la prensa, pero en realidad ha aplicado un sistema que no tolera la crítica”, precisa Cachera.

En su informe 2021, el ultimo fue hace cinco años, la galería de depredadores de la libertad de prensa que establece RSF incluye a 37 jefes de Estado o de gobierno.

Casi la mitad de ellos (17) aparecen por primera vez en la lista, cuya anterior edición data de 2016, cinco años atrás. Los depredadores, que cuentan con una media de edad de 66 años, proceden en buena parte de la región de Asia y el Pacífico, que por sí sola proporciona 13 de los 37 tiranos incluidos por RSF en la lista.

Algunos depredadores aparecen desde hace 20 años en esta siniestra lista que elabora RSF. El presidente sirio Bachar el Asad y el guía revolucionario iraní Ali Jamenei ya figuraban en la primera galería de depredadores.

Con AFP 

Boletín de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas