Alemania

El socialdemócrata Olaf Scholz consolida su posición de favorito tras segundo debate

El socialdemócrata alemán Olaf Scholz el 12 de septiembre de 2021 antes de un debate televisado con el democristiano Armin Laschet y la verde Annalena Baebock.
El socialdemócrata alemán Olaf Scholz el 12 de septiembre de 2021 antes de un debate televisado con el democristiano Armin Laschet y la verde Annalena Baebock. via REUTERS - MICHAEL KAPPELER

El favorito en los sondeos para suceder a Merkel en la cancillería tras las elecciones legislativas del 26 de septiembre sigue a la cabeza en las intenciones de voto, pese a los intentos del democristiano Armin Laschet por recortar las distancias en el debate del domingo.

Anuncios

Nunca se había visto un cambio tan radical en las intenciones de voto en Alemania. Dos meses atrás parecía que el partido Los Verdes arrasaría, que los democratacristianos de Merkel estarían en un modesto pero firme segundo lugar y que los socialdemócratas se hundirían aún más en su caída libre desde ya hace muchos años.

Pero desde apenas hace un mes las encuestas confirman sorprendentemente que los socialdemócratas han resucitado y el debate de ayer entre los tres candidatos a canciller con posibilidades reales confirmó al parco y tranquilo candidato socialdemócrata Olaf Scholtz y a su partido como los más firmes a ganar las próximas elecciones.

Con la intención de revertir los pronósticos para el 26 de septiembre, el democristiano Armin Laschet salió a la ofensiva y acusó a Scholz, actual vicecanciller y ministro de Finanzas, de querer componer una coalición con la izquierda radical.

"Si los números les dan a ustedes una mayoría, apostarán por una coalición con la izquierda", reprochó Laschet a Scholz sobre un posible pacto del SPD con Die Linke (La Izquierda).

Pese a esta estrategia, Laschet apenas logró en las encuestas que siguieron al debate llegar a la mitad de las preferencias de su rival Scholtz en cuanto a su competencia como político.

El viernes, una encuesta de YouGov estimaba que los conservadores están frenando la hemorragia en estas últimas semanas y aumentaron un punto (21%). Pero el socialdemócrata SPD también ganó otro y se despega a la cabeza (26%).

Atrás quedó la candidata verde Annalena Baerbock, apreciada por su tono conciliador pero al parecer no tomada muy en serio por los votantes.

El partido de Angela Merkel esperaba en este último duelo recuperarse en las encuestas, pero al parecer no logrará revertir ya este sorprendente giro que hace a los socialdemócratas otra vez, después de décadas en caída libre,  el partido más fuerte en Alemania.

Boletín de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas