Reino Unido

Reino Unido: informe parlamentario critica severamente la gestión del inicio de la pandemia

Boris Johnson llega a una comparecencia informativa sobre la situación de la pandemia del coronavirus, el 14 de septiembre de 2021 en su residencia oficial de Downing Street, en Londres
Boris Johnson llega a una comparecencia informativa sobre la situación de la pandemia del coronavirus, el 14 de septiembre de 2021 en su residencia oficial de Downing Street, en Londres Dan Kitwood Pool/AFP/Archivos

Un contundente documento parlamentario publicado este martes acusó al gobierno de Boris Johnson y a sus asesores científicos de "graves errores" y retrasos en la gestión inicial de la pandemia, denunciando "uno de los mayores fracasos de la sanidad pública" del país.

Anuncios

Con Daniel Postico, corresponsal de RFI en Londres 

El informe, publicado por dos comisiones parlamentarias tras meses de sesiones, llega antes del inicio, previsto para el próximo año, de una investigación pública independiente sobre la gestión del coronavirus por el ejecutivo.

La investigación, de 151 páginas, se ha centrado en la respuesta inicial al Covid del gobierno y de sus asesores científicos y concluye que se tardó demasiado en responder y que se tomaron decisiones equivocadas, como apostar por la inmunidad de grupo.  La acción gubernamental se determinó basándose en el comportamiento del virus de la gripe y desestimando las lecciones aprendidas de anteriores epidemias como el ébola o el SARS.

Este enfoque resultó "erróneo" y provocó un mayor número de muertes, afirman los legisladores, en cuya opinión el hecho de no realizar tests a los ancianos dados de alta de los hospitales antes de devolverlos a las residencias también incrementó la mortalidad.

Es "asombroso" que necesitaran tanto tiempo para darse cuenta de que era necesario un confinamiento completo, aseguran los parlamentarios, señalando que un modelo estadístico desarrollado por el Imperial College de Londres preveía hasta 500.000 muertes si no se contenía la epidemia.

El primer caso de Covid se conoció en el Reino Unido el 30 de enero de 2020, pero no se confinó a la población hasta el 23 de marzo, casi dos meses después, siendo el último país europeo en encerrarse. El informe concluye que se hizo muy poco y muy tarde y que se trata de uno de los mayores fracasos de la sanidad pública británica.  

163.437 personas han fallecido en el Reino Unido en los últimos 18 meses relacionados con el covid, según datos oficiales.  Apoyándose en una extensa campaña de vacunación, con 78% de los mayores de 12 años actualmente inoculados, en julio levantó la práctica totalidad de medidas sanitarias, incluido el uso de mascarillas en interiores y el mantenimiento de distancia física. Hoy en día registra unos 35.000 nuevos casos diarios y en torno a 100 muertes por día.

"Si hubiéramos estado más abiertos a los planteamientos de otros países, podríamos haber adoptado un mejor enfoque con mayor rapidez", consideró el conservador Jeremy Hunt, exministro de Sanidad y presidente de una de las dos comisiones, refiriéndose a los programas de rastreo de contactos desarrollados en los países asiáticos.

Las consecuencias políticas del informe para Boris Johnson podrían ser importantes, ya que su popularidad cayó en picado desde el inicio de la pandemia y solo se empezó a recuperar cuando se implementó el plan de vacunación en noviembre de 2020, calificado por el informe como “unas de las más importantes iniciativas en la historia”. 

Las elecciones están previstas para 2024 pero se apunta que Johnson podría adelantarlas un año. El primer ministro sigue aferrándose al éxito incontestable de su programa de vacunación, pero con una investigación pública que está previsto que empiece en primavera y que puede durar meses y la presión de víctimas del covid pidiendo justicia, no le será nada fácil al primer ministro seguir eludiendo el tema.

Boletín de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas