Saltar al contenido principal
Francia

Elecciones regionales este domingo difíciles para oficialismo

Martine Aubry (Partido Socialista) y el primer ministro François Fillon  (UMP) han sido los principales animadores de la campaña
Martine Aubry (Partido Socialista) y el primer ministro François Fillon (UMP) han sido los principales animadores de la campaña Reuters
Texto por: RFI
3 min

El partido Unión para la mayoría (UMP), principal fuerza política del país y sostén del presidente Nicolas Sarkozy, se prepara a vivir dos domingos muy difíciles. Las elecciones regionales, cuya primera vuelta se celebra este 14 de marzo, una semana antes de la segunda vuelta definitiva, designará a los dirigentes de las 22 regionaes francesas y de las cuatro de ultramar. Los sondeos anticipan una amplia victoria de la izquierda y en especial del Partido socialista, principal fuerza opositora.

Anuncios

Los últimos sondeos publicados antes de la primera vuelta confirmaron el avance del Partido socialista, que superaba a nivel nacional a la UMP para la primera vuelta (30% contra 29%). Un avance inesperado, ya que la principal baza de los socialistas era sobre todo su capacidad a sellar alianzas en la segunda vuelta, en particular con el también ascendente partido Europa ecología. Pero hasta hace unos días, parecía poco probable que el PS superara a la UMP en la primera vuelta.

Estas estimaciones han acentuado el desasosiego ya perceptible en las últimas semanas en las filas del oficialismo. El propio Nicolas Sarkozy ha dado la impresión de dar por perdidas estas elecciones, proyectándose hacia la gran cita electoral de 2012 : las presidenciales. En la UMP, algunas voces críticas denuncian la excesiva cantidad de reformas lanzadas por el mandatario desde su llegada al poder en 2007. No resulta casual que en su última entrevista al semanario Figaro Magazine, Sarkozy haya anunciado una « pausa » en su política de reformas en el segundo semestre de 2011.

En todo caso, estas regionales se anuncian como un « voto castigo » para el presidente Sarkozy, tal como lo fueran las de 2004 para su predecesor Jacques Chirac. En aquel entonces, los socialistas habían ganado 20 de las 22 regiones, con excepción de Alsacia y Córcega. Este año, los pronósticos más optimistas para la UMP prevén que los socialistas conserven al menos 19 de sus 20 regiones. Pero la primera secretario del PS, Martine Aubry, apunta a ganar las 22 regiones en juego…

Ante tales perspectivas, el campo presidencial se consuela pensando que todos los presidentes han conocido elecciones intermedias difíciles. E intentan desmarcarse de la previsible derrota. Notable excepción a la regla, el primer ministro François Fillon, que parecía condenado meses atrás a un inminente reemplazo, parece haber encontrado una razon de ser en esta campaña. El jefe del gobierno no ha escatimado esfuerzos para respaldar a los candidatos de la UMP en todos los rincones del país, y este activismo ha contribuido a mejorar su imagen en la opinión pública, con tasas de popularidad netamente superiores a las del presidente Sarkozy, que ya descartó toda idea de separarse de él a corto plazo.
 

Boletín de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.