Saltar al contenido principal
Fútbol/Francia

El hundimiento del fútbol francés arrastra a su presidente

Jean-Pierre Escalettes, presidente de la Federación francesa de fútbol, paga por el fracaso de la selección.
Jean-Pierre Escalettes, presidente de la Federación francesa de fútbol, paga por el fracaso de la selección. Reuters
Texto por: Alejandro Valente
3 min

Considerado como uno de los principales responsables de la crisis que sacudió al fútbol francés durante su fallida participación en el Mundial, Jean-Pierre Escalettes, presidente de la Federación francesa de fútbol, anunció este lunes su dimisión. Un gesto muy esperado por quienes aspiran a una profunda reforma de las estructuras que rigen al más popular de los deportes en Francia.

Anuncios

Desde su retorno de Sudáfrica, a fines de la semana pasada, Jean-Pierre Escalettes sabía que su situación era "insostenible", según la definición dada por la propia ministra de Salud y Deporte, Roselyne Bachelot. Este ex profesor de inglés de 75 años se había convertido en los últimos días en uno de los personajes más detestados de Francia, junto con el ex entrenador de la selección Raymond Domenech y algunos de los jugadores que participaron en el naufragio sudafricano. Su dimisión era inevitable y, tras haber dado la impresión de querer aferrarse al cargo, acabó por anunciarla este lunes mediante un comunicado publicado en el sitio de la Federación francesa de fútbol (FFF).

En él, Jean-Pierre Escalettes anuncia que presentará su dimisión al Consejo federal de la FFF el próximo viernes. "Tras un fin de semana de reflexión durante el cual consulté a mis colegas elegidos, a mis colaboradores y a mis allegados, considero que mi deber me dicta dimitir de mi función de presidente de la Federación francesa de fútbol. Asumo con lucidez mi parte de responsabilidad. Mi decisió es dictada principalmente por la voluntad de preservar y facilitar la evolución de una institución en la que he servido con pasión desde hace varias décadas. Entregaré mi dimisión al término del Consejo federal del 2 de julio próximo,. Quedaré a disposición de todos para analizar de frente las razones del fracaso de la selección francesa en Sudáfrica. Desarrollaré estos puntos ante mis colegas del Consejo federal el viernes. Entretanto, no responderé a ninguna solicitud de los medios de comunicación".

Con estas palabras concluye un mandato iniciado cinco años atrás y que debía concluir en 2012. Escalettes se ha visto reprochar su falta de competencias, en tanto que dirigente surgido del fútbol amateur, para dirigir a una selección de estrellas. Se cuestiona en particular su  candor ante los discursos del entrenador Raymond Domenech, a quien nunca retiró su confianza, incluso después del fracaso en la Eurocopa 2008. Su salida marca el comienzo de las grandes maniobras deseadas por el gobierno de Nicolas Sarkozy para dotar de estructuras más profesionales y eficaces al fútbol galo. Para el mandatario francés, la tarea no puede esperar a solo seis años de la Eurocopa que Francia tiene previsto organizar y, de ser posible, ganar.

En espera de la elección de un nuevo presidente, la selección francesa se apresta a iniciar una nueva era bajo la dirección de Laurent Blanc, uno de los héroes de 1998.

Boletín de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.