Francia

Cuando la indignación se transforma en best seller

"Indignez-vous!" fue publicado por la pequeña editorial independiente Ingigène.
"Indignez-vous!" fue publicado por la pequeña editorial independiente Ingigène. ©Indigène.

El panfleto 'Indignez-vous!', escrito por Stéphane Hessel -coautor de la Declaración Universal de los Derechos Humanos de 1948-, rehabilita la indignación de la Resistencia ante el nazismo como motor para construir hoy un mundo mejor. Los franceses, que lideran el ranking mundial del pesimismo según un sondeo publicado el lunes, compraron ya medio millón de ejemplares en sólo dos meses.

Anuncios

Ya se sabe, al francés le gusta protestar, y si le venden un programa escrito para hacerlo, lo convierte en best seller. Indignez-vous (Indígnese), un panfleto de 22 páginas escrito por un hombre de 93 años se ha convertido en un éxito en librerías, con 500.000 ejemplares vendidos desde su lanzamiento, el 20 de octubre de 2010. El autor, cabe precisar, no es un anciano cualquiera: Stéphane Hessel es un héroe de la Resistencia, superviviente del campo de concentración de Buchenwald y uno de los redactores de la Declaración Universal de los Derechos Humanos de 1948. 

La indignación, explica Hessel, fue el motor de la resistencia contra el nazismo, lo que llevó al General de Gaulle de la protesta al exilio y de Londres al poder gracias a un programa. “Estos principios y estos valores son hoy más que necesarios”, afirma Hessel. Ciertamente, “las razones de indignarse” son menos “claras en un mundo demasiado complejo” que durante el nazismo, explica.

¿Con qué indignarse hoy? “Busque y encontrará”, sugiere el autor, y propone su propio menú: en Francia, los “sin papeles”, los recortes de la seguridad social, los monopolios mediáticos, la privatización de los servicios públicos, la creciente brecha entre ricos y pobres. A escala global: la situación de los palestinos, juzga Hessel. ¿Cómo luchar? Gracias a las ONG: Amnistía Internacional, la FIDH o ATTAC, que son “activos y eficaces” gracias “a los nuevos medios de comunicación”, asegura.

El cándido texto de Hessel no presenta novedades ni como análisis teórico ni como programa revolucionario. A parte de su módico precio (3 euros) y el buen gancho de su título, la clave del fenómeno “Indignez-vous!” quizás haya que buscarla en el fuerte malestar social que reina en Francia, sobre todo después de la traumática reforma del sistema de jubilaciones. Un estado de ánimo que se refleja justamente en un sondeo publicado este lunes por el diario Le Parisien, que indica que los franceses son los más pesimistas del mundo en cuanto a su futuro económico, por delante de los afganos y los iraquíes... El caldo de cultivo está, el programa también, sólo falta ahora la chispa que encienda la mecha.

 

Boletín de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas