Saltar al contenido principal
Francia/Justicia

Los jueces franceses llaman a seguir la huelga hasta el martes

©Reuters
Texto por: RFI
3 min

La intervención televisiva del presidente Nicolas Sarkozy de la víspera no ha sido suficiente para desactivar la protesta nacional de los jueces que reclaman del Estado los medios necesarios para el buen funcionamiento de la justicia. Este viernes los jueces llaman a proseguir la “huelga” de audiencias hasta el martes próximo.

Anuncios

La declaración del jefe del Estado imputando a los jueces la responsabilidad del crimen atroz de una niña, Leticia, por un reincidente recientemente liberado, ha provocado un movimiento de protesta sin precedentes en Francia, que culminó este jueves con una jornada de manifestaciones en varias ciudades.

La impresionante “huelga” de magistrados ha paralizado 170 jurisdicciones sobre un total de 193, mientras que miles de manifestantes se concentraron ante el Palacio de justicia, en Nantes, París y otras capitales para denunciar el raquítico presupuesto de la justicia en Francia. Según fuentes judiciales, Francia dispone de un presupuesto muy inferior al de las otras magistraturas europeas.

La Unión Sindical de Magistrados (USM) mayoritario y el Sindicato de la Magistratura (allegado a la izquierda) han hecho un llamamiento a mantener la acción de protesta hasta el martes, ya que el titular de Justicia Michel Mercier debe recibir a una delegación sindical el próximo lunes.

El jefe del Estado ha anunciado este jueves la apertura de una concertación con los representantes de la magistratura, pero su intervención televisiva ha sido muy mal acogida por los jueces, pues daba a entender que prefiere dar dinero a los desempleados que a los jueces.

“No hemos reclamado dinero para nosotros. Eso sería indecente. Hemos pedido presupuesto para que la justicia pueda funcionar normalmente” Declaró Virginie Valton portavoz de la USM.

Según un sondeo de opinión,  la bronca de los magistrados, pero también de la policía, de la gendarmería y de los funcionarios de prisiones, tras la declaración de Sarkozy, es apoyada por 65% de las personas consultadas. Dos franceses de cada tres consideran legítima la protesta de los magistrados y su demanda de medios para poder funcionar normalmente.

El pulso entre la Magistratura y el jefe del Estado continua, aunque Sarkozy sin dar su brazo a torcer, precisó en su intervención televisiva, que habría sanciones solamente si se confirma que hubo una falta. Un ligero bemol con respecto a su primera declaración en la que acusó directamente a los responsables de la justicia y reclamó sanciones.

Una serie de medidas deben ser anunciadas el lunes por el ministro de Justicia para intentar desactivar la protesta de los jueces, de la administración penitenciaria y de la policía, que fueron todos ellos blancos de las críticas del presidente, al evocar el caso Leticia.

Boletín de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.