FMI-Francia

Strauss-Kahn está bajo vigilancia anti-suicidio en una celda individual

Comisaria de Harlem, 16 de mayo de 2011.
Comisaria de Harlem, 16 de mayo de 2011. Reuters/Shannon Stapleton

El director del FMI, que no está en contacto con otros presos en la prisión estadounidense de Rikers Island, fue colocado bajo vigilancia especial por riesgo de suicidio. La mujer que lo acusa sufrió un ‘trauma extraordinario’, dijo su abogado. Una posible línea de defensa de Strauss-Kahn, según la prensa local, es que el encuentro sexual hubiese sido consentido. 

Anuncios

El tipo de vigilancia especial a la que ha sido sometido el patrón del FMI en esa prisión de Nueva York, para evitar un intento de suicidio, incluye un control cada 15 a 30 minutos, indumentaria deportiva y zapatos sin cordones, según fuentes entrevistadas por medios de Estados Unidos.

Dominique Strauss-Kahn fue detenido el sábado a bordo de un avión de Air France a punto de volar a Francia. La fiscalía lo inculpó de siete cargos, entre ellos acto sexual criminal, tentativa de violación y retención ilegal de una "mujer negra de 32 años", según la policía.

Jeff Shapiro, el abogado de esa mujer que trabaja como empleada en el Hotel Sofitel de Nueva York, afirmó que ella sufrió un trauma "extraordinario".

Por su parte, un restaurador que dice ser hermano de la víctima indicó que la mujer "no paraba de llorar" luego de los hechos.

El director del FMI, Dominique Strauss-Kahn, espera en la cárcel que un jurado popular resuelva si lo inculpa de intento de violación y agresión sexual.

Un "gran jurado" integrado por 23 personas debe reunirse "en un plazo de tres días" secretamente y en ausencia de un juez luego de la audiencia celebrada el lunes en el Tribunal en lo Penal de Nueva York para ser informado de las pruebas de la fiscalía y tomar una decisión.

Una posible línea de defensa de Strauss-Kahn, según la prensa local, es que el encuentro sexual hubiese sido consentido. El New York Post cita una "fuente cercana a la defensa" que afirma que "pudo haber habido consentimiento".

Los investigadores, sin embargo, dicen tener evidencia física, incluyendo un examen médico efectuado inmediatamente después del incidente, que muestra un intento de violación.

En caso de ser inculpado, el jefe del FMI deberá comparecer ante un juez el viernes 20 de mayo. En esa audiencia deberá declararse culpable o inocente de los cargos tras la denuncia presentada el sábado por la presunta víctima.

El socialista francés de 62 años niega las acusaciones, pero una jueza del Tribunal en lo Criminal de Nueva York rechazó el lunes su liberación bajo fianza, por lo que fue trasladado a la inmensa cárcel de Rikers Island.

De su lado, el FMI dijo el martes que Strauss-Kahn no tiene inmunidad diplomática como director general de la institución, y señaló no haber tenido contacto con él.

 

Boletín de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas