Matanza de Toulouse

Tres violentas detonaciones cerca de la casa donde se atrinchera el sospechoso de Toulouse

Uno de los hombres de las fuerzas de élite RAID, en Toulouse, el 21de marzo de 2012.
Uno de los hombres de las fuerzas de élite RAID, en Toulouse, el 21de marzo de 2012. REUTERS/Jean-Philippe Arles
Texto por: RFI
6 min

El francés de origen magrebí de 23 años que reivindica su filiación a Al Qaida se encuentra cercado desde este miércoles en su casa de Toulouse. El hombre, que estuvo en Pakistán y Afganistán, reconoció los siete crímenes y dice que actuó para vengar a los niños palestinos y castigar a las fuerzas armadas de Francia.  

Anuncios

La policía francesa inició “maniobras de intimidación” para incitar al presunto asesino a librarse a la policía. Según agentes en el lugar, la unidad de élite hizo estallar un explosivo en una puerta y en una pared del apartamento para obtener una mejor visión de la escena.

Según el portavoz del ministerio del Interior, Pierre-Henry Brandet, el presunto asesino ha cambiado de parecer varias veces y a pesar de que anunció que iba a rendirse en dos ocasiones, “ya no desea rendirse”, dijo Brandet. Por su parte el teniente de alcalde de Toulouse, encargado de la seguridad, Jean-Pierre Havrin, anunció que “las negociaciones han terminado y que el asalto ha comenzado”.

Desde las tres de la madrugada del miércoles, las tropas de élite de la policía francesa intentan negociar con Mohammed Merah, el presunto autor del asesinato de tres soldados y cuatro personas de confesión judía, entre ellos tres niños, delante de un colegio israelita.

Según el ministro de Interior francés, Claude Guéant, el joven francés de origen magrebí había participado en el "yihad" (guerra santa islamista) en la región fronteriza entre Pakistán y Afganistán.

"Dice ser un 'muyaidín' (combatiente de Dios), pertenecer a Al Qaida y haber querido vengar a los niños palestinos y castigar a las fuerzas armadas de Francia por sus intervenciones en el extranjero", dijo Guéant, precisando que el sospechoso "tiene vínculos salafistas y yihadistas".

"Nuestra preocupación principal es detenerlo y detenerlo en condiciones tales que podamos presentarlo a la justicia", agregó Guéant.

En el inicio de la operación resultaron levemente heridos tres policías.

Durante la madrugada, el ministro intentó que la madre del sospechoso convenciera al hombre de entregarse, pero la mujer dijo que ya no tenía influencia sobre su hijo.

Según fuentes cercanas a la investigación, la policía dio con el sospechoso gracias al rastreo en internet de la dirección IP de su hermano, la misma computadora que sirvió para responder al anuncio dejado en la web por uno de los militares víctima del asesino.

Entretanto, la policía francesa afirmó en la tarde del miércoles que encontró "explosivos" en el auto de uno de los hermanos de Mohamed Merah. Los investigadores indican que según los primeros elementos de la investigación, se trata de un hermano "comprometido también con la ideología salafista".

Por otra parte, una representante de la comunidad judía de la región, Nicole Yardeni, aseguró reunirse con el presidente Sarkozy que el sospechoso "se disponía a matar de nuevo" el miércoles por la mañana. Fuentes de seguridad explicaron que Merah admitió que planeaba asesinar a otro soldado que ya había identificado.

Mientras tanto, los cuerpos de las víctimas judías, que también tenían la nacionalidad israelí, fueron inhumadas en la mañana del miércoles en Jerusalén.

 

Alain Juppé, ministro francés de Relaciones Exteriores, en Israel: "Es la sangre de nuestros dos países que ha sido derramada en la escuela Ozar Hatorah". Sobre la lucha contra el antisemitismo, Francia está comprometida “con el mismo vigor que con la lucha contra el terrorismo, ese flagelo que azota diversas regiones del mundo, desgraciadamente inclusive Francia".

Nicolas Sarkozy: "El terrorismo no logrará quebrar nuestra comunidad nacional. (...) No hay que caer en el amalgama ni la venganza. (...) Francia sólo puede ser grande en la unidad nacional."

Autoridades palestinas en Francia: "Condenamos con la mayor firmeza el odioso atentado perpetrado en Toulouse contra un establecimiento judío. (...) Todos los crímenes racistas son atentados a la humanidad en general y a la República en particular".

Mohammed Moussaoui, presidente del Consejo Francés del Culto Musulmán: las matanzas de Toulouse y Montauban están "en contradicción total con los fundamentos" del Islam. "Los musulmanes de Francia están ofendidos por esta reivindicación de pertenencia a esta religión".

Boletín de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas