Saltar al contenido principal
Elecciones en Francia

Elecciones legislativas: choque frontal de extremos por el voto obrero

Marine Le Pen y Jean-Luc Mélenchon.
Marine Le Pen y Jean-Luc Mélenchon. Wikimedia Commons/Montage RFI
Texto por: RFI
3 min

Jean-Luc Mélenchon, del Frente de Izquierda, intentará arrebatarle a Marine Le Pen uno de sus feudos en las próximas elecciones legislativas. La circunscripción de Hénin Beaumont, cuna del movimiento obrero en el norte de Francia, se ha convertido en un símbolo de la batalla ideológica para quienes dicen hablar en nombre del pueblo.

Anuncios

Las elecciones legislativas del 10 y 17 de junio próximo tendrán gusto a revancha para Jean-Luc Mélenchon que, con el 11,1% en las presidenciales de mayo, resucitó a la izquierda radical francesa, pero no consiguió superar al partido ultraderechista Frente Nacional, de Marine Le Pen, que obtuvo el 17,9% de los votos.

Jean-Luc Mélenchon, que comparte con Marine Le Pen su talento de orador, hace una apuesta fuertemente simbólica. Hénin-Beaumont, circunscripción del Pas-de-Calais, sólo tiene 26.000 habitantes, pero es altamente representativa porque condensa los combates ideológicos que atraviesan Francia.

En esta vieja región minera, el Frente Nacional lideró los sufragios en las últimas presidenciales, con un 31,42% de los votos, por delante del socialista François Hollande (28,75%), del presidente conservador saliente, Nicolas Sarkozy (15,79%), y del propio Mélenchon (14,85%).

Cinco años atrás, Marine Le Pen llegó al balotaje por la pelea de un escaño de diputado, pero perdió en la segunda vuelta frente al candidato socialista. Sin embargo, la extrema derecha espera prosperar ahora gracias al debilitamiento local de los socialistas, empapados por un caso de corrupción, así como el desempleo y la ausencia de la derecha republicana en la circunscripción, que ha renunciado a medirse con Le Pen.

Para Mélenchon, el duelo con la ultraderecha se imponía en esta ciudad porque reúne tres parámetros clave: “Un contenido social y obrero fuerte, una batalla con el Frente Nacional y encarnar la sucesión de la izquierda donde el Partido Socialista se ha quedado sin aire, salpicado por los escándalos y los enfrentamientos personales”, según explicó al diario francés Libération.

“La salida de la crisis, ¿es social o étnica? Le pido un debate a la señora Le Pen. Espero la respuesta”, dice desafiante Mélenchon, que sabe que compite con desventaja ante la hija de Jean Marie Le Pen.

Para Mélenchon y Le Pen, lo que está en juego no es sólo la posibilidad de convertirse en diputado, sino el poder reivindicar de qué lado del espectro ideológico se sitúan hoy los sectores populares franceses, tras darle la espalda a los partidos tradicionales.
 

Boletín de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.