Francia

La derecha pide la dimisión del ministro Montebourg tras condena a pagar un euro simbólico

Arnaud Montebourg, ministro de la Recuperación Productiva.
Arnaud Montebourg, ministro de la Recuperación Productiva. REUTERS/Regis Duvignau
Texto por: RFI
3 min

El ministro de la Recuperación Productiva, Arnaud Montebourg, fue condenado este miércoles 23 de mayo a pagar un euro por una injuria que pronunció en 2011. El presidente Hollande había prometido no tener en su equipo a personas condenadas. La derecha pide su renuncia. El primer ministro Ayrault lo respalda.

Anuncios

De no ser ministro, la condena a pagar un euro simbólico quizá hubiera pasado inadvertida. Pero Arnauld Montebourg forma parte desde hace poco más de una semana del gabinete del presidente socialista François Hollande como responsable de la cartera de Recuperación Productiva.

Además, el candidato socialista Hollande había prometido un Gobierno irreprochable, comenzando por no rodearse en el Elíseo con personas que hubieran sido condenadas por la justicia. Éste es el caso, sin embargo, del ministro Montebourg.

El Tribunal de Gran Instancia de París (TGI) lo condenó este miércoles por haber injuriado públicamente en 2011 a los antiguos miembros de la dirección de la quebrada empresa de transbordadores SeaFrance llamándolos “estafadores”.

Montebourg deberá pagar un euro en concepto de daños e intereses al jefe de SeaFrance, y los otros cuatro miembros de la dirección. También tendrá que pagar 3.000 euros para cubrir los gastos judiciales y publicar su condena en el diario local la Voix du Nord. Pero, ¿tendrá también que renunciar para plegarse a la promesa de campaña de Hollande?

El primer ministro, Jean-Marc Ayrault, consideró que la condena no lo obliga a dejar el Gobierno. “El principio que afirmó el presidente de la República es claro: los políticos deben ser ejemplares. Toda condena que descalificaría a un responsable político por actos contrarios a la República implicaría su partida del Gobierno (…) Ningún miembro del Gobierno está hoy en esa situación”.

La derecha no está de acuerdo y ha pedido su dimisión. “Es contrario a los valores de la República: la República no acepta que uno puede insultar a otro”, dijo la ex primera ministra de Justicia, Rachida Dati.

En su sentencia, el Tribunal había considerado que el término “estafadores” es “indiscutiblemente injurioso”. Los jueces consideran que los políticos no disponen de una “mayor libertad de expresión que los demás ciudadanos para emplear la ofensa”.

Si bien puede parecer excesivo pedir la renuncia de un ministro a raíz de una condena simbólica por pronunciar una palabra, hay que recordar que los franceses vuelven a las urnas el próximo 10 de junio para las legislativas. La derecha está explotando el caso Montebourg para criticar al presidente Hollande por no respectar una promesa de campaña . 

 

Boletín de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas