Francia

¿Es imposible amar a un político y ser una periodista?

La pareja de la periodista Audrey Pulvar y el  ministro Arnaud Montebourg, 9 de ctubre de 2011.
La pareja de la periodista Audrey Pulvar y el ministro Arnaud Montebourg, 9 de ctubre de 2011. AFP / THOMAS COEX
Texto por: RFI
2 min

Cuatro periodistas viven una relación amorosa con un miembro del nuevo Gobierno francés, entre ellas, la Primera Dama Valérie Trierweiler. Algunos se preguntan si estas profesionales, que aman su oficio, tendrán que abandonarlo, o si van a poder seguir practicándolo pero luego de cambiar los temas que tratan.

Anuncios

El caso más conocido de una periodista que comparte la vida con un miembro del actual Gobierno es el de Valérie Trierweiler, periodista de Paris Match y compañera sentimental del presiente François Hollande. Pero no es el único.

La periodista Audrey Pulvar (France Inter) vive con Arnaud Montebourg, ministro de la Recuperación Productiva; Valérie de Senneville (Les Echos) es la mujer del ministro del Trabajo, Michel Sapin, y Nathalie Bensahel (Nouvel Observateur) es la esposa del ministro de Educación Vincent Peillon.

Ninguna de ellas quiere dejar el periodismo. Pero, ¿podrán conservar su oficio teniendo en cuenta que sus compañeros son ministros o incluso el presidente? La pregunta misma parte de un prejuicio, dice Patrick Eveno, especialista de los medios de comunicación y profesor de la Sorbona: “Siempre se sospecha que los maridos ejercen una influencia sobre las mujeres, como si ellas estuvieran sometidas a los hombres".

"Estamos en un sistema en el que lo más importante es poner en duda el papel social de las mujeres. Pienso que ellas deben seguir haciendo su oficio porque nunca se plantea el problema al revés”, agrega Eveno. 

Esta parece ser la opción que se está abriendo camino: continuar con el oficio de periodistas, pero evitando los temas políticos. Nathalie Bensahel se dedica ahora a temas de sociedad en el semanario Nouvel Observateur; Valérie Trierweiler se dedica desde hace unos años a la cultura en Paris Match y dejó su emisión de televisión en Direct 8, y Audrey Pulvar dejo su emisión matinal en la radio France Inter.

Valérie de Senneville, por su parte, dirigió una carta al comité de independencia de su diario pidiendo precisiones sobre el nuevo papel que debe desempeñar en el diario donde trabaja. 

 

Boletín de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas