Saltar al contenido principal
Francia / Legislativas

Marine Le Pen derrotada pero el Frente Nacional obtiene dos diputados

Marine Le Pen, líder del Frente Nacional y candidata de la extrema derecha a las legislativas, votó en Hénin-Beaumont el 17 de junio de 2012.
Marine Le Pen, líder del Frente Nacional y candidata de la extrema derecha a las legislativas, votó en Hénin-Beaumont el 17 de junio de 2012. © REUTERS/Jean-Yves Bonvarlet
Texto por: RFI
3 min

El ultraderechista Frente Nacional obtuvo este domingo 17 de junio, en la segunda vuelta de las legislativas, dos escaños en la Asamblea Nacional. Un resultado histórico para este partido de extrema derecha. Pero la jefa del partido, Marine Le Pen, fue derrotada, según los resultados oficiales.

Anuncios

La ex candidata presidencial del ultraderechista Frente Nacional (FN), Marine Le Pen, fue derrotada este domingo por el candidato socialista, con un estrecho margen, en Hénin-Beaumont (norte), en la segunda vuelta de las elecciones legislativas. 

El candidato socialista Philippe Kemel obtuvo 50,11% de los votos y Marine Le Pen 49,89%, es decir 118 votos de diferencia, según las cifras oficiales.

En cambio, Marion Maréchal-Le Pen, nieta del fundador del FN Jean-Marie Le Pen y sobrina de Marine Le Pen, fue elegida en Carpentras (sudeste), y el abogado Gilbert Collard en Gard (sudeste). Si se cuenta a Jacques Bompard (del partido Liga del Sur), elegido en la localidad de Orange, la extrema derecha debería tener tres diputados. 

El Frente Nacional no había ingresado en la Asamblea Nacional desde 1988. Se trata, sobre todo, de un triunfo simbólico para este partido, tercera fuerza política en Francia,  pero que, por lo general, no logra traducir sus éxitos en las presidenciales en escaños en las legislativas.

EL FN obtuvo un histórico 17,9% en la primera vuelta de las presidenciales y un buen resultado en la primera vuelta de las legislativas, con un 13,60% de los votos. Pero el modo de escrutinio mayoritario no lo beneficia. Desde hace 25 años, solo tres de sus miembros han logrado hacerse elegir en esta elección mayoritaria.

En esta elección, dos hechos favorecían al FN. Por un lado, la derecha había decidido adoptar una nueva actitud hacia los candidatos de la extrema derecha. Antes, en nombre de un "frente republicano", se pedía a los electores de derecha votar contra un candidato de la extrema derecha, incluso si esto implicaba llamar a votar por un socialista. Para esta elección, en cambio, se escogió el "ni-ni": ni por un frontista ni por un socialista. 

A esta política del "ni ni", se agregó la derechización de la campaña presidencial de Sarkozy, entre las dos vueltas de las presidenciales, la cual también tuvo repercusiones positivas para el FN. Sarkozy insistió en dos temas prioritarios de ese partido, el proteccionismo y la inmigración. Esto contribuyó a borrar las diferencias entre los dos electorados y permitió que algunos electores pasarán con mayor facilidad del uno al otro.

Este partido había sido aislado durante mucho tiempo por las posiciones racistas y antisemitas del fundador, Jean-Marie Le Pen, padre de la actual líder, Marine Le Pen, quien está tratando justamente de banalizar las ideas de extrema derecha . 

Marine Le Pen presenta a sus candidatos a la Asamblea Nacional como “marinistas” y no como “lepenistas”. Para algunos, sin embargo, este cambio es superficial y el fondo sigue siendo el mismo, es decir, que detrás de la xenofobia sigue latiendo el racismo que ha marcado la historia de este partido. 

 

 

 

Boletín de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.