Saltar al contenido principal
Francia/Rusia

Depardieu ya es ruso, tiene dacha y quizás hasta un ministerio

Gérard Depardieu y Vladimir Putin en Sotchi, el 5 de enero de 2013.
Gérard Depardieu y Vladimir Putin en Sotchi, el 5 de enero de 2013. AFP FOTO / RIA-NOVOSTI
Texto por: RFI
3 min

El célebre actor dejó el domingo su nueva patria tras recibir de manos del presidente Vladimir Putin el pasaporte ruso. Agasajado como un héroe, pero también criticado dentro y fuera de Rusia por elogiar la ‘gran democracia’ de ese país, Depardieu se vio ofrecer un cargo de Ministro de Cultura de Mordovia y una casa en la región del Volga.

Anuncios

Gérard Depardieu tuvo lo oportunidad de estrenar su pasaporte ruso este domingo por la noche al partir rumbo a Suiza, luego de pasar el fin de semana en su país de adopción: Rusia. El sábado, el intérprete de Obelix recibió el documento en un "breve encuentro" con Vladimir Putin en la residencia presidencial de Sotchi, a orillas del Mar Negro.

Según imágenes transmitidas por la televisión, Depardieu, vestido con una camisa blanca y una chaqueta oscura, preguntó al presidente, tuteándolo, si había visto una película, una coproducción franco-rusa, en la cual él interpreta a Rasputín.

"¿Viste mi película? Te la envié", pregunta Depardieu a Putin en esa ocasión. "¿Gérard, estás satisfecho de tu trabajo?", le pregunta a su vez el mandatario ruso, también vestido con una camisa, y sin corbata. "Yo estoy verdaderamente muy satisfecho de todo", responde Depardieu.

El actor que anunció que renunciaba a su pasaporte francés para protestar por el nivel de los impuestos en su país de origen tiene motivos para estar satisfecho. Aparte de la ciudadanía obtenida en tiempo récord, el gobernador de la región de Mordovia (640 kilómetros al este de Moscú), donde el artista fue agasajado el sábado, le ofreció escoger un departamento o un lugar para construirse una casa, en medio de un bosque y cerca de un río.

Además, según una fuente local citada por la agencia Ria Novosti, el gobernador propuso incluso al actor el cargo de ministro de la Cultura de Mordovia. "Si Depardieu lo desea, podemos proponerle ese puesto", dijo.

Durante su visita a Mordovia, seguida por numerosos periodistas rusos, Depardieu pidió a los reporteros franceses dejar la sala, según la televisión rusa.

La llamativa iniciativa de Depardieu fue celebrada por Rusia, donde el actor es conocido por sus apariciones en publicidades de ketchup o de bancos… Sin embargo, tanto en su nuevo hogar como en Francia llueven las críticas, sobre todo luego de que Depardieu elogiara el gobierno de Putin, regularmente cuestionado por sus visos autoritarios y la violación de derechos humanos.

"No se olvidará y no se le perdonará jamás esta frase: 'es una gran democracia'", afirmó el periodista Matvei Ganapolski en la radio Eco de Moscú.

El filósofo francés Andrés Glucksman dijo por su parte sentir “vergüenza por él”.

"Soy un ciudadano del mundo y tengo la suerte de tener un pasaporte ruso, y pienso que a mucha gente le gusta Rusia. Los que hablan mal del presidente Putin nunca salieron de sus casas, se quedaron en el tiempo", dijo el actor en una declaración a la televisión rusa.

Entretanto, el actor “franco-ruso”, como ya reza su entrada en Wikipedia, llegó este lunes a Suiza, donde debe asistir a la entrega del Balón de Oro. Los franceses esperan volver a verlo el martes: Depardieu debe comparecer ese día en un tribunal de París por conducir en estado de ebriedad.
 

Boletín de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.