Francia

La entrada en recesión de Francia no es la única mala noticia para Hollande

François Hollande, el 10 de mayo de 2013, Jardines de Luxemburgo.
François Hollande, el 10 de mayo de 2013, Jardines de Luxemburgo. REUTERS/Gonzalo Fuentes

La segunda rueda de prensa de Hollande desde que llegó al poder hace un año se celebrará este jueves 16 de mayo, tras revelarse que la economía francesa entró en recesión. El mandatario reconoció que la situación económica es ‘grave’ pero subrayó que la recesión es ‘menos profunda que la de 2008-2009’.

Anuncios

La economía francesa entró en recesión tras una caída del 0,2% del Producto Interior Bruto en el primer trimestre del año, indicó este miércoles el instituto francés de estadística (Insee). En el cuarto trimestre de 2012, el PIB francés había caído también un 0,2%. Técnicamente, un país entra en recesión cuando suma dos trimestres consecutivos de decrecimiento.

La mala noticia, en víspera de la segunda rueda de prensa del presidente Hollande, no llega sola: el poder adquisitivo de los hogares franceses registró además un descenso récord de 0,9% en 2012 (mayor caída desde 1984), según anunció también el Insee. Los datos no sorprenderán a los europeos, ya que Bruselas está pidiendo a París lanzar reformas para mejor su competitividad.

Hollande se reunirá justamente este miércoles con la Comisión Europea para discutir sobre las medidas que pondrá en marcha su gobierno, luego de que Francia obtuviera un plazo adicional de dos años para hacer que su déficit pase por debajo de la barrera del 3%. La Comisión, que debe dar su visto bueno al plan francés el 29 de mayo, está esperando de París un “programa de reformas realista”, según dijo hoy el presidente de la Comisión Europea, José Manuel Barroso.

En un contexto económico difícil para la zona euro, azotada por la recesión más prolongada de su historia, el margen de maniobra de Hollande es muy estrecho. En particular porque el presidente debe enfrentar simultáneamente varios retos domésticos: un desempleo récord, una impopularidad inédita para un presidente al cabo de un año (escasos 25% de aprobación) y tensiones en el ministerio de Economía y Finanzas.

Ese gran ministerio, conocido como “Bercy”, fue dividido en siete carteras, entre otras, Consumo, Comercio Exterior y Economía Digital. A la cabeza de los siete ministros están Pierre Moscovici (Economía y Finanzas) y Arnaud Montebourg (Recuperación Productiva). Los desacuerdos entre Moscovici y Montebourg son un secreto a voces. El ministro francés de Relaciones Exteriores, Laurent Fabius (número dos del gobierno) afirmó la víspera que Bercy necesitaba “un patrón” ya que “hay varios” dando a entender que Moscovici no había logrado imponerse.

La entrevista de mañana jueves será clave para conocer el punto de vista de Hollande sobre la coyuntura actual. Este miércoles, durante la reunión de Consejo de Ministros, el mandatario dio algunas pistas de lo que será su posición ya que reconoció que la situación económica en Francia es “grave" y "no debe ser subestimada” pero también relativizó su magnitud declarando que la recesión es “menos profunda que la de 2008-2009”, tras la caída del país en recesión y una baja histórica del poder adquisitivo.

 

 

Boletín de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas