Francia

Manifestación contra el casamiento gay culmina con disturbios

Gases lacrimógenos al término de la manifestación, el 27 de mayo de 2013.
Gases lacrimógenos al término de la manifestación, el 27 de mayo de 2013. ©Reuters.

Decenas de miles de personas -hasta un millón según los organizadores- protestaron este domingo en el centro de París contra la reciente ley que permite el matrimonio entre personas de mismo sexo. Al término de la concentración, alrededor de 300 personas fueron detenidas por hechos de violencia, mientras una decena resultaron heridas, entre ellas cuatro policías y un fotógrafo.

Anuncios

Los detractores de la recientemente promulgada ley contra el matrimonio homosexual no se resignan, el y domingo volvieron a salir a la calles. Fueron 150.000, según la prefectura de París, hasta un millón de acuerdo con los organizadores de la llamada Manifestación para Todos. Y, tal como se temía, la concentración en el centro de la capital francesa dio lugar a desmanes.

Al término de la manifestación, cientos de personas permanecieron en el lugar, gritando consignas contra el gobierno de François Hollande. "Esto va estallar", "dictadura socialista" y "periodistas colaboracionistas", fueron algunas de las consignas gritadas por quienes se negaban a abandonar las inmediaciones del sector de Les Invalides. Los recalcitrantes lanzaron botellas contra la policía, que respondió con gases lacrimógenos.

Los incidentes dieron lugar al arresto de 293 personas, de las cuales 231 quedaron detenidas, indicó la policía.

El ministro de Interior, Manuel Valls, responsabilizó por la violencia “cientos de personas, en su mayoría de extrema derecha y de movimientos identitarios, que agredieron violentamente a los policías, cuatro de los cuales resultaron heridos, a los gendarmes y a los periodistas”.

Antes de la manifestación, Valls había advertido sobre la amenazas de actos de violencia en la concentración, por lo que algunas figuras de la lucha contra el matrimonio gay y miembros del partido conservador UMP habían decidido no participar del acontecimientos.

En total cuatro cortejos, tres del colectivo Manifestación para Todos, que convergieron hacia el mismo lugar, y uno separado de la organización integrista católica Civitas se organizaron en la capital francesa, bajo la vigilancia de 4.500 policías y gendarmes movilizados para evitar las acciones violentas.

Los dirigentes del movimiento Manifestación para Todos consideraron "alarmistas" esas declaraciones, afirmando que estaban destinadas a "intimidar" y "desmovilizar" en la que fue considerada la última protesta pública contra esta ley.

Un sondeo publicado el domingo indica que el 72 por ciento de los franceses consideran que es hora de que las manifestaciones terminen, dado que la ley ha sido votada y promulgada.

Cabe destacar que mientras la manifestación contra el matrimonio gay daba lugar a escenas de violencias, en Cannes, el prestigioso daba su Palma de Oro a una película que narra el amor entre dos mujeres, "La vie d'Adèle" ("El azul es un color cálido") del director franco-tunecino Abdellatif Kechiche.
 

Boletín de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas