Francia

El primer ministro Valls promete bajar los impuestos y reducir las cargas sociales

El primer ministro Manuel Valls durante su discurso en la Asamblea Nacional, 8 de abril de 2014.
El primer ministro Manuel Valls durante su discurso en la Asamblea Nacional, 8 de abril de 2014. REUTERS/Charles Platiau
Texto por: RFI
3 min

El primer ministro Valls anunció este 8 de abril que su gobierno bajará las cotizaciones sociales de las empresas en 30.000 millones de euros y reducirá los impuestos de las familias más modestas en 5.000 millones de euros. También confirmó la reducción del gasto público en 50.000 millones.

Anuncios

Al designar a Manuel Valls como primer ministro hace una semana, el presidente Hollande subrayó que éste liderará un “gobierno de combate”. La primera frase del esperado discurso de política general de Valls este martes en la Asamblea Nacional parecía el de un general ante un campo de batalla: “Demasiado sufrimiento, poca esperanza: ésta es la situación de Francia hoy en día”.

Para alentar a las tropas, Hollande planea implementar un “pacto de responsabilidad” destinado a impulsar el empleo mediante una reducción del costo del trabajo. Para ello el presidente había prometido a mediados de enero bajar las cotizaciones sociales de las empresas en 30.000 millones de euros a cambio de que éstas se comprometan a crear empleos.

Este compromiso fue ratificado este martes por Valls, quien anunció ante los parlamentarios franceses que esta meta se llevará a cabo de aquí a 2016 concentrándose en las cotizaciones sociales para el salario mínimo, a partir del próximo año. El objetivo es “reactivar la competitividad de las empresas y alentar el consumo interno”, agregó el jefe de gobierno.

El “Pacto de responsabilidad” es considerado como la tabla de salvación de Hollande, un presidente con una impopularidad récord que acaba de sufrir, además, una derrota histórica en las municipales del 23 y 30 de marzo. Después del aplastante triunfo de la derecha, algunos dirigentes de la izquierda pidieron que esa iniciativa, considerada por sus detractores como un “regalo para las empresas”, fuera enterrada. Solicitud a la que Hollande y Valls han hecho oídos sordos.

Valls afirmó además que se adoptarán reducciones fiscales y otras medidas en favor de las familias más modestas, por un valor de 5.000 millones de euros, de aquí a 2017. Hollande se había comprometido asimismo a disminuir las cotizaciones de los trabajadores como parte de un “pacto de solidaridad” que acompañaría el “pacto de responsabilidad” para aplacar las críticas de una parte de la izquierda por el carácter presuntamente “liberal” de este último. Esta última medida para las familias más modestas va en ese sentido.

En cuanto al detalle de la reducción del gasto público en 50.000 millones para sanear las cuentas entre 2015 y 2017, Valls explicó cómo se repartirá este esfuerzo: el Estado y sus dependencias contribuirán con 19.000 millones de euros; el sistema social de salud, 10.000 millones, y las colectividades locales, 10.000 millones (los 11.000 millones restantes no los precisó).
 

Boletín de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas