Saltar al contenido principal
Francia

Los judíos de Francia, el otro blanco de los yihadistas

“Francia sin los judíos de Francia no sería Francia”, dijo el primer ministro Manuel Valls.
“Francia sin los judíos de Francia no sería Francia”, dijo el primer ministro Manuel Valls. Alejo Schapire RFI
3 min

Los cuatro judíos que murieron en la toma de rehenes en París a manos de uno de los tres yihadistas abatidos en Francia serán enterrados este 13 de enero en Israel. Esta matanza reabrió las heridas dejadas por Mohamed Merah, el asesino de siete personas en 2012, entre otras, tres niños en un colegio judío de Toulouse.

Anuncios

En algunos carteles de la manifestación histórica en Francia para defender la libertad de expresión y rendir homenaje a las 17 personas asesinadas por tres yihadistas se podía leer: “Yo soy Charlie” y “Yo soy policía”, en referencia a los dibujantes y policías asesinados en el ataque contra el semanario satírico Charlie Hebdo.

Pero también: “Yo soy judío”.

Porque el supermercado que se tomó uno de los yihadistas, Amédy Coulibaly, no fue escogido al azar sino en razón de su pertenencia a la comunidad judía. En ese almacén se venden productos kosher. Cuatro rehenes judíos murieron, entre ellos, el hijo de un rabino tunecino. Los cuatro serán enterrados mañana martes en Israel.

En un video puesto en línea el domingo, mientras millones de personas manifestaban en Francia, Coulibaly reivindicó ese ataque en nombre del grupo Estado Islámico. La comunidad judía también está, pues, en primera línea.

Ya en 2012, el "asesino de la moto", Mohamed Merah, mató a siete personas, entre ellas, tres niños en un colegio judío de Toulouse. A estos hechos se agrega el aumento de actos antisemitas.

Francia se ha convertido en el país de donde más judíos emigran con destino a Israel. Fueron 7.000 mil en 2014 y se teme que el numero pueda aumentar este año.

Consciente de esta realidad, el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, quien participó en la Marcha Republicana, dijo en París que “todos los judíos y judías que desean emigrar a Israel serán acogidos con los brazos abiertos”.

El primer ministro francés, Manuel Valls, dijo por su parte que “Francia sin los judíos de Francia no sería Francia”.

Una declaración que el gran rabino de París, Michel Gugenheim, saludó con entusiasmo en una entrevista a RFI: “El señor Valls es extraordinario; cada vez que toma la palabra, sus declaraciones nos reconfortan. Él sabe encontrar las palabras adecuadas. Su presencia es una de las razones que nos hacen albergar esperanzas”.

Dentro de las medidas para reforzar la seguridad después de una semana en la que perdieron la vida 17 inocentes, el gobierno decidió el despliegue de 4.700 policías para proteger un poco más de 700 colegios judíos de Francia.

El gran rabino de París explicó sin embargo que se deben tomar otras medidas preventivas ya que “hemos visto con lo que pasó en París la semana pasada pero también en 2012 con Merah que el peligro mayor es la instrucción que reciben estos jóvenes en Yemen o en otros países y que luego vienen a Europa. Creo que hay que trabajar en esta dirección”.

 

Boletín de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.