Saltar al contenido principal
Francia

Jean-Marie Le Pen desea la derrota de su hija en las presidenciales tras ser apartado del partido

Jean-Marie Le Pen en la sede central del Frente Nacional, el 4 de mayo de 2015.
Jean-Marie Le Pen en la sede central del Frente Nacional, el 4 de mayo de 2015. Reuters/Philippe Wojazer
Texto por: RFI
2 min

La guerra es total y abierta entre el fundador del ultraderechista Frente Nacional y su hija y actual líder de la formación, Marine Le Pen, luego de que el histórico dirigente del partido fuese suspendido de la organización tras sus últimas declaraciones minimizando el Holocausto. Jean Marie-Le Pen tachó de traidora a su heredera, pidió que no use más su apellido y expresó su deseo de que pierda las próximas elecciones presidenciales.

Anuncios

Jean-Marie Le Pen es un hombre amargado. El partido que fundó hace 43 años lo suspendió este lunes tras una enésima provocación antisemita y se dispone a quitarle, durante una asamblea general extraordinaria, la presidencia honorífica del Frente Nacional.

La reacción del patriarca de 86 años no se hizo esperar y fue sin medias tintas. "Es una felonía. Expresé el deseo de que Marine Le Pen me devuelva mi apellido", sostuvo.
Además rechazó la idea de que su hija Marine acceda a la presidencia de Francia.

"Sería escandaloso que semejantes principios morales presidieran el Estado francés", aseguró en una entrevista difundida el martes por la radio Europe 1 Le Pen, después de la "traición" de su hija.

A la pregunta sobre si desea la victoria de Marine en las elecciones presidenciales de 2017, el eurodiputado contestó: "Por ahora, no".

Según Le Pen, su hija es un "poco peor" que los partidos mayoritarios (el conservador en el poder UMP y el opositor Partido Socialista) porque "el adversario combate cara a cara", mientras que ella lo hace "por la espalda".

Marine Le Pen relevó a su padre en la presidencia del partido en 2011. Desde entonces, pretende transformar un partido contestatario en una formación de gobierno a través de la “desdiabolización” del Frente Nacional, marcando distancias con los movimientos neonazis y antirrepublicanos.

Esta estrategia le ha permitido cosechar éxitos electorales con la vista puesta en las presidenciales de 2017.

Según un sondeo de la encuestadora Odoxa publicado este martes por el diario Le Parisien, Marine Le Pen encabezaría la primera vuelta de las elecciones con 29% de los votos, delante de Nicolas Sarkozy (28%) y François Hollande (18%) si los comicios tuviesen lugar esta semana. En la segunda vuelta, ganaría Sarkozy.
 

Boletín de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.