Saltar al contenido principal
Francia

Yassin Salhi mandó un selfie macabro con la cabeza de su víctima decapitada

Un día después del ataque en la fábrica Air Products, cerca de Lyon, donde un hombre fue decapitado, la policía sigue vigilando el lugar (27 de junio de 2015).
Un día después del ataque en la fábrica Air Products, cerca de Lyon, donde un hombre fue decapitado, la policía sigue vigilando el lugar (27 de junio de 2015). AFP PHOTO/PHILIPPE DESMAZES
Texto por: RFI
3 min

Se desconoce el destinatario de la foto enviada por Yassin Salhi, el presunto autor del atentado perpetrado hace dos días en Lyon, pero se pudo establecer que se trata de un número en América del Norte. Salhi será trasladado este 28 de junio a la sede de la policía antiterrorista cerca de París.

Anuncios

Los primeros elementos de la investigación han permitido establecer que Yassin Salhi, el presunto autor del atentado cerca de Lyon perpetrado el viernes, había enviado un selfie macabro con la cabeza de su víctima Hervé Cornara, de 54 años, su propio jefe, a un número canadiense pero éste podría ser simplemente una línea de paso hacia otro teléfono.

Canadá colabora con la investigación francesa para tratar de encontrar al destinatario del selfie, según el ministerio de Seguridad Pública en Ottawa. No se han dado precisiones sobre el tipo de asistencia proporcionada a los investigadores franceses pero la policía puede rastrear las llamadas o localizar un teléfono por su número.

Tras negarse inicialmente a declarar, el sábado por la noche Salhi empezó a “explicar la sucesión de los hechos”, según una fuente cercana al caso, que no ofreció detalles sobre las declaraciones. Salhi será trasladado este domingo a la sede de la policía antiterrorista cerca de París.

Los investigadores franceses van a estudiar una eventual conexión siria. Según los últimos datos, 473 personas que salieron de Francia se encuentran en la actualidad en las zonas que controla el grupo yihadista Estado Islámico en este país y en Irak.

La prisión preventiva de Salhi, que se inició el viernes por la noche en Lyon, puede durar hasta 96 horas antes de pasar a disposición judicial.

Los primeros resultados de la autopsia de su víctima no han permitido determinar las causas exactas de la muerte y sobre todo si estaba muerto cuando fue decapitado. Se van a realizar nuevos exámenes.

La cabeza apareció colgada de una verja del recinto donde tuvo lugar del atentado, una fábrica de gas industrial en Saint-Quentin-Fallavier, a unos treinta kilómetros de Lyon.

La cabeza estaba rodeada de banderas con mensajes religiosos islámicos, recordando el macabro modus operandi del EI.

Salhi, de 35 años y padre de tres hijos, se presentó el viernes con una camioneta ante la fábrica de la compañía estadounidense Air Products. Luego lanzó su vehículo contra un hangar, provocando una explosión que no dejó heridos.

La esposa de Hervé Cornara lo vio por última vez poco después de las 07H30 en la empresa de transporte que tenían en Chassieu, cerca de Lyon (este). Cruzó a Salhi antes de constatar que su marido ya no estaba en la empresa, según una fuente cercana al caso.

Dos horas más tarde, se había producido el atentado. Después de una primera explosión Yassin Salhi fue rápidamente detenido por bomberos cuando al parecer intentaba provocar una segunda explosión.

El sábado hubo homenajes silenciosos a la víctima en las localidades de Saint- Quentin y Fontaines-sur-Saône, donde vivía Hervé Cornara, padre de un hijo de unos 20 años y descrito por todos como "cariñoso y generoso".

“Es inaudito decapitar a un hombre en el siglo XXI. ¿Con qué podemos combatir eso? Estar aquí, juntos, comentó a la AFP Philippe Ouastani.

Fichado entre 2006 a 2008 por los servicios de inteligencia por su radicalización, Yassin Salhi, originario de Doubs (este) que acababa de llegar a Saint-Priest, en las afueras de Lyon, fue detectado de nuevo entre 2011 y 2014 por sus vínculos con el movimiento salafista.

 

Boletín de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.