Saltar al contenido principal
Enfoque Internacional

Francia sigue dividida sobre acogida de refugiados

Audio 03:54
Refugiados llegan a un centro de acogida en la periferia parisina, este 9 de septiembre de 2015.
Refugiados llegan a un centro de acogida en la periferia parisina, este 9 de septiembre de 2015. REUTERS/Jacky Naegelen
Por: Natalia Olivares
6 min

Tras semanas de viaje en condiciones infrahumanas, decenas de refugiados llegaron este miércoles a Francia. El país está dividido acerca de su acogida. 

Anuncios

"Los sirios tienen el derecho de vivir aquí" gritaban este miércoles estudiantes vecinos del hogar de Champagne-sur-Seine donde llegaron cansados y con dudas 53 refugiados iraquíes, eritreos y sirios.

En su mayoría hombres, pero también mujeres y niños que fueron recibidos por voluntarios de la Cruz Roja y la Oficina Francesa de Protección de los Refugiados y Apátridas (OFPRA), organización que estudia los pedidos de refugio. Les brindaron las primeras necesidades como alimentos y ropa. "La Cruz Roja les va a dar las primeras nociones de francés, les vamos a facilitar todas las gestiones administrativas porque no tienen aún el estatuto de refugiado pero van a tenerlo en los dos próximos meses y para eso, no necesitarán ir a la prefectura, los empleados de la prefectura vendrán hasta aquí, a ponerse a su disposición", explica Jean-Jacques Eledjam, el presidente de la Cruz Roja francesa.

En Champagne-sur-Seine, los refugiados fueron recibidos con aplausos y con víveres de los habitantes en signo de solidaridad. Mathilde, una estudiante, comenta que si "nosotros podemos vivir aquí en paz y en buenas condiciones, ¿por qué ellos no tendrían derecho a vivir en las mismas condiciones? Ellos tienen también derecho a estudiar, como nosotros".

Sin embargo, no todos están a favor de la llegada de los refugiados al pueblo: Anne-Marie Batista, habitante del pueblo, considera que "hay suficientes problemas aquí como para abrir las puertas a más problemas. De hecho ahora no le permitiré a mi hija ir sola a la escuela, prefiero acompañarla".

Llegarán otros buses como éste en los próximos días en otras ciudades de la periferia parisina, desatando tanto gestos de solidaridad como de repudio. También existe una división entre los alcaldes que están a favor de la llegada de los migrantes y los que están en contra, como el alcalde de Roanne que puso como condición que los refugiados fueran católicos.
 

Boletín de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.