Saltar al contenido principal
Francia

El Frente Nacional, gran favorito de las elecciones regionales del domingo

Marine Le Pen (izq), líder del Frente Nacional junto a su sobrina Marion Marechal-Le Pen, el 5 de septiembre de 2015.
Marine Le Pen (izq), líder del Frente Nacional junto a su sobrina Marion Marechal-Le Pen, el 5 de septiembre de 2015. REUTERS/Jean-Paul Pelissier
Texto por: RFI
3 min

En un clima político enrarecido por los atentados que sacudieron París, este 6 de diciembre los franceses votan en unos comicios en los que el partido de extrema derecha conducido por Marine Le Pen podría imponerse en al menos dos regiones. Una de las incógnitas es si el oficialista Partido Socialista y la oposición de la derecha liberal harán un frente común en la segunda vuelta contra el Frente Nacional.

Anuncios

Los franceses regresan a las urnas por primera vez desde los traumáticos atentados islamistas, que dejaron el 13 de noviembre 130 muertos en la capital francesa.

Estos comicios, que se celebran el 6 y 13 de diciembre, tienen al Frente Nacional (FN) de Marine Le Pen como gran favorito de las encuestas. Los sondeos otorgan entre 27 y 30% de las intenciones de voto para la formación de ultraderecha.

Y podría ganar por vez primera al menos dos regiones, continuando la progresión espectacular que logró el año pasado en las elecciones municipales y las europeas.

La presidenta del FN, Marine Le Pen, es considerada favorita en el norte (Norte Paso de Calais Picardía), y su sobrina Marion Maréchal-Le Pen en el sur (Provenza Alpes Costa Azul). Pero además, el FN estaría en condiciones de imponerse en otras  cuatro regiones en la que está cabeza a cabeza con el partido conservador Los Republicanos de Nicolas Sarkozy.

La campaña fue casi inexistente por los atentados del mes de noviembre, aunque los temas dominantes, la inmigración o la expansión del islam, son dos temas recurrentes del FN que se han convertido en los ejes del debate público.  

El partido de Marine Le Pen es confortado en su discurso nacionalista y antiinmigrantes a raíz de la información de que dos de los kamikazes de los atentados llegaron a Francia desde Grecia, donde entraron entre los inmigrantes.

"El partido que se beneficia de esos acontecimientos es verdaderamente el FN, con el tema: 'se lo habíamos dicho'", estima Jean-François Doridot, del instituto de encuestas Ipsos.

En cambio, los socialistas no parecen haberse beneficiado del espectacular aumento de popularidad que los sondeos señalan (hasta +22 puntos) para el presidente François Hollande a raíz de las medidas tomadas después de los atentados.

Al PS, que dirigía desde 2010 todas las regiones de Francia salvo una, los sondeos le atribuyen entre 22 y 26% de las intenciones de voto en la primera vuelta, y podría conservar sólo tres. El partido tendrá que movilizar su electorado si quiere evitar la derrota que le adelantan las encuestas desde hace meses.

En cuanto al principal partido de la oposición de derecha, Los Republicanos sigue esperando ganar en la mayoría de las regiones, pero las intenciones de voto en su favor (25% a 28%) retrocedieron en beneficio del FN.

El resultado de los comicios dependerá en gran medida de la actitud que adopten el PS y el LR en la segunda vuelta en las regiones en las que el FN tiene posibilidades de ganar: retirar sus listas en favor de la otra formación o incluso aliarse para impedir la victoria de la extrema derecha, o bien mantenerse para una segunda vuelta triangular, que podría favorecer al FN.

El primer ministro socialista Manuel Valls se declaró dispuesto a "hacer todo" lo necesario para impedir una victoria del FN, pero Sarkozy rechazó el miércoles la hipótesis de un "frente republicano" contra la extrema derecha.

 

Boletín de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.